+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El puente de Pascua

La ocupación en el Pirineo se situará entre el 70% y el 100%

Las segundas residencias movilizarán al grueso de los visitantes. Al ser abril, las estaciones de esquí registrarán menos afluencia estos días

 

Varios esquiadores, ayer, en las pistas de Formigal, que seguirán abiertas durante los días que faltan de la Semana Santa. - ARAMÓN

F. V.
17/04/2019

Las zonas turísticas de Aragón, desde el Pirineo a Albarracín, pasando por el Bajo Aragón y la capital de la comunidad, registrarán una ocupación hotelera en Semana Santa que oscilará entre el 70% y el 100%, según cifras facilitadas por las entidades del sector servicios. El hecho de que la festividad religiosa se celebre avanzado abril disminuirá la afluencia a las pistas de esquí, coinciden en señalar los hosteleros consultados. Y, de hecho, los centros invernales cerrarán el próximo domingo, salvo Panticosa, que ya lo hizo hace unos días.

Para los hoteles, lo fuerte de la Semana Santa empezará a partir de mañana, pero lo cierto es que las segundas residencias (que albergan a un número mucho más elevado de visitantes) ya empezaron a llenarse el pasado fin de semana, señaló Sandra Lecina, de la Asociación Turística Valle de Tena.

Las últimas nevadas, caídas a principios de abril, han permitido alargar la temporada de esquí, de forma que las pistas de Candanchú, Astún, Formigal y Cerler ofrecerán un buen nivel de innivación. Asimismo, acudirán al Pirineo numerosos aficionados a los deportes de aventura y al excursionismo, lo que garantiza ocupaciones a partir del 70% en el valle de Tena, del 80% en la comarca de Jaca y del cien por cien en el Sobrarbe y en el valle de Benasque.

«Estas últimas nevadas de abril y las bajas temperaturas han animado las reservas hoteleras en los valles de Tena y Benasque, sobre todo de jueves a domingo», indicaron ayer fuentes de Aramón, que destacaron que Formigal cuenta con 84 kilómetros esquiables y Cerler, con 40. «El ambiente festivo ya comienza a notarse en las estaciones, pero es a partir de mañana cuando se espera mayor afluencia, tanto en hoteles como en segundas residencias», añadieron.

Javier Carlos Artero, presidente de la Asociación de Empresarios de la Jacetania (AEJ), señaló que, de momento, «las reservas van bien en la zona». Y recordó que la Semana Santa, junto con el puente de la Inmaculada, la Navidad y el mes de agosto son los periodos de mayor ocupación en Jaca y en el su comarca.

En lo que respecta al Sobrarbe, se espera alcanzar el lleno total de su oferta hotelera gracias a que estos días confluyen en la zona turistas nacionales con los venidos de países como Francia, Holanda y Bélgica, según indicó ayer Paz Agraz, de la asociación turística de la comarca.

Y esta tónica, aseguró, se mantendrá aún durante cierto tiempo debido a que se avecinan una serie de puentes festivos en distintas comunidades. Además del de San Jorge, que se une al Lunes de Pascua, llegarán posteriormente el de San Vicente (29 de abril), festivo en la Comunidad Valenciana, y el del Dos de Mayo en la capital de España.

José María Ciria, de la Asociación Turística del Valle de Benasque, apuntó que esa parte de la Ribagorza alcanzará un cien por cien de ocupación entre mañana y el domingo. «De haber caído la Semana Santa en marzo, aún habría habido una mayor afluencia desde el mismo comienzo del periodo festivo, pues el esquí está todavía en su apogeo».