+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Restauración del instrumento por el atentado terrorista

El órgano del Pilar volverá a sonar el jueves tras permanecer un año en silencio

 

Una vista general del órgano sinfónico de la basílica de Nuestra Señora del Pilar en pleno proceso restaurador. - Foto: NURIA SOLER

EFE
29/09/2014

El órgano mayor de la Basílica del Pilar, renacentista y del S.XV, volverá a sonar el próximo jueves después de haber permanecido en silencio desde que hace justo un año cuando se produjo un atentado terrorista que afectó a este instrumento, de 5.391 tubos.

Concluida, por Orgelbau Klais Bonn, la restauración de este órgano mayor, el instrumento se reinaugurará en un acto público de la mano de su organista titular, Juan San Martín, en un breve concierto, han informado hoy fuentes del Cabildo.

Este instrumento dejó de sonar a raíz de la bomba que estalló el día 2 de octubre de 2013 en el templo, un artefacto que no dañó directamente a su estructura, pero sí la polvareda que levantó la detonación, a escasos metros de este.

Desde entonces, en el templo se conforman con oír sonar un pequeño órgano electrónico, no porque no pudiera sonar exactamente el órgano mayor, sino porque si se le hubiera hecho sonar el viento pudiera haber removido el polvo y la solución sería peor, según explicó a EFE en su día el deán del Cabildo, Miguel Almón.

A finales de año, el Cabildo Metropolitano de Zaragoza suscribió un convenio con una de las mejores casas organeras del mundo, la alemana Klais, para acometer la limpieza del instrumento.

El órgano es renacentista, del siglo XV, aunque toda su estructura interna se renovó totalmente hace unos años, merced a una profunda restauración, que costó 1,5 millones de euros y que también realizó la casa organera Klais.

El órgano se reinauguró el 12 de febrero de 2008 y, desde entonces, había sonado hasta que explotó la bomba.

El estallido no causó heridos, ni dañó la estructura del templo, salvo algunos bancos.

Este instrumento tiene 71 registros y cuatro teclados manuales. Fue construido en 1462 por Enrique de Colonia y desde 1529 cuenta con una caja renacentista, que emula el retablo del altar mayor, situado justo enfrente.