+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ÉXITO EDITORIAL

EL PERIÓDICO reedita 'Memoria visual de Zaragoza. Los grises años 50'

Ya se puede conseguir de nuevo el primer tomo de la serie dedicada al legado fotográfico de la capital aragonesa. La compilación de imágenes de los años 60 sigue en los puntos de venta y ya se prepara el lanzamiento del trabajo dedicado a los años 70

 

Vista parcial de la portada del libro. -

EL PERIÓDICO
14/04/2019

La Zaragoza de los años cincuenta era brumosa y gris. Los militares, los religiosos y las grandes familias controlaban la vida cotidiana. Pero también era la ciudad que visitaron Hemingway y Dalí. La de los tranvías, los cines y los quioscos llenos de tebeos. Para recuperar toda esta «memoria visual» EL PERIÓDICO DE ARAGÓN, con la colaboración de los coordinadores del Gran Archivo Zaragoza Antigua, Antonio Tausiet y José María Ballestín, lanzó hace ya unos meses el libro Memoria visual de Zaragoza. Los grises años 50. El impacto y la respuesta del público fueron de tal calibre (se agotó la tirada) que era imposible sustraerse a la idea de lanzar una segunda edición, revisada y actualizada. El resultado es la compilación de dos centenares de fotografías que muestran la vida cotidiana en las calles y los barrios de la capital aragonesa.

Memoria visual de Zaragoza, los grises años 50 que se puede conseguir ya por solo 15 euros más el ejemplar de EL PERIÓDICO DE ARAGÓN, es una obra que «reivindica Zaragoza para los zaragozanos», en palabras del director del diario, Nicolás Espada.

El libro ofrece un recorrido por una Zaragoza inmersa en el franquismo en la que afortunadamente comenzaban a organizares focos de disidencia intelectural como la tertulia del café Niké o las obras del grupo Crónica. Las fotografías, planos, dibujos del libro se organizan en cinco grandes capítulos, tanto geográficos como temáticos.

El primero se centra en el casco histórico de la ciudad y sus principales monumentos. «La mayoría de las fotos siempre se les realizaban a los edificios icónicos», precisan los autores. La segunda parte aborda el centro y los ensanches cuando aún mantenían el aspecto de los años 30 antes de que fueran transformados por el avance urbanístico. El tercer capítulo fija su mirada en los barrios, todavía sumidos en la placidez de la vida rural.

Viejos tranvías

Para terminar, la cuarta parte analiza la economía y los transportes de la época, con una gran presencia de los viejos tranvías. «Eran los protagonistas del transporte urbano en la ciudad», señala Tausiet. También aparecen comercios desaparecidos o antiguas fábricas. La última parte se centra en la vida social y los actos festivos, religiosos o castrenses, todos con detallados textos explicativos.

El Gran Archivo Zaragoza Antigua es un contenedor virtual en el que se recogen más de 8.000 imágenes relacionadas con la ciudad «desde la prehistoria hasta la actualidad», según destaca Tausiet. Esta gran cantidad de información ha permitido ampliar la colección con nuevos tomos. De hecho, todavía se puede conseguir en algunas librerías y quioscos el trabajo dedicado a la memoria visual de Zaragoza de los años 60, proyecto editorial de esta casa que también ha tenido un sonoro éxito. Además, ya está en macha el tomo dedicado a los años 70, cuyo lanzamiento es inminente.