+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

HOMENAJE EN EL CONVENTO DEL MUNICIPIO

Pina recuerda a los siete vecinos que murieron víctimas de los nazis

Fallecieron entre 1941 y 1945 en los campos de Gusen y Hertheim

 

Uno de los momentos del acto celebrado ayer en Pina de Ebro. - DGA

EL PERIÓDICO
27/01/2019

Pina de Ebro recordó ayer a los siete vecinos que murieron en los campos de concentración nazis de Gusen y Hartheim (Mauthausen) y en Rottentburg entre 1941 y 1945. «Hemos de preservar la memoria de los miles de aragoneses que tuvieron que huir por la guerra y la dictadura franquista y especialmente a los que acabaron en campos de concentración nazis, donde muchos de ellos fueron asesinados», apuntó ayer el director general de Relaciones Institucionales y Desarrollo Estatutario del Departamento de Presidencia, Julio Embid, que participó en el acto junto a la alcaldesa de Pina, Marisa Fanlo.

Es lo que les ocurrió entre 1941 y 1945 a Emilio Abadía, Pablo Aparicio, Julio Mermejo, Alejandro Salvador y Teodoro Sanz en Gusen, y a Francisco Bosque en el Castillo de Hartheim, así como a Benito Blasco en Rottentburg (Alemania). Todos ellos nacieron en Pina de Ebro, donde sus familiares y amigos participaron en el homenaje organizado por el ayuntamiento en el convento de este municipio. En el acto también participó el delegado en Aragón de la asociación Amical de Mauthausen y miembro del comité internacional de Mauthausen, Josep San Martín.

Tras la emotiva intervención de dos de los familiares de los pineros asesinados se guardó un minuto de silencio, se recorrió una exposición y se descubrió en la fachada del convento de Pina una placa en memoria de los siete vecinos víctimas de los nazis.

VISITAS AL CAMPO AUSTRIACO

Entre 1940 y 1945 alrededor de 7.200 españoles fueron a parar al campo de concentración nazi de Mauthausen, en Austria, donde representaban el 60% de sus presos en 1941, por lo que se le conoce como el campo de los españoles. Además del campo principal, Mauthausen incluía en su conjunto el campo anejo de Gusen, a cuatro kilómetros, que servía de campo de exterminio, y el Castillo de Hartheim, lugar de experimentación médica donde probaron por primera vez gases letales utilizados después en la guerra química. En torno a 4.800 españoles murieron asesinados en el complejo de Mauthausen.

El director general de Relaciones Institucionales señaló que que durante este curso se retomarán las visitas de estudiantes aragoneses a Mauthausen que se iniciaron hace casi una década, dos legislaturas atrás.