+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

INSTALACIONES DEPORTIVAS

Las piscinas de Gran Vía estarán cerradas durante un año por obras

La reforma integral de las instalaciones municipales costará 1,2 millones. Se van a demoler y reconstruir los tres vasos y se adecuarán varias zonas

 

Una máquina demoliendo uno de los vasos de las piscinas de Gran Vía. - CHUS MARCHADOR

CARLOTA GOMAR
07/05/2019

La reforma integral de la piscina de Gran Vía de Zaragoza, más conocida como La hípica, ya ha comenzado, justo antes de la elecciones municipales. Durante los próximos once meses las máquinas se encargarán del lavado de imagen que van a sufrir estas instalaciones, muy antiguas, y paras las que el ayuntamiento va a invertir 1,2 millones.

El arquitecto municipal, José Javier Gallardo, explicó que se van a demoler y renovar los tres vasos, de manera que el grande será de 33x13 metros y el mediano de 200 metros cuadrados. En el caso de la infantil, que será circular, se situará junto a la zona de juegos de los más pequeños, donde se va a crear un laberinto vegetal y un tobogán gigante de cinco metros.

Además de modernizar las piscinas, también está previsto adecuar la planta baja del edificio central, las taquillas de los vestuarios, el bar y su entorno. Y ya puestos a picar, se van a reorganizar los espacios y las zonas verdes.

Los trabajos se van a prolongar once meses durante los cuales solo se podrán utilizar las pistas de pádel, que continuarán con su actividad habitual, de manera que los cursos de tenis de Zaragoza Deporte seguirán desarrollándose con normalidad hasta junio. A partir de este mes, se trasladarán al centro deportivo municipal de Delicias.

FUGAS

Los 1,2 millones que el consistorio va a invertir en estas tareas no son los únicos que ha destinado el área de Deportes para tratar de atajar dos de los problemas principales a los que se enfrentan las instalaciones municipales: la pérdida de agua de sus vasos y las deficiencias propias de su antigüedad. El concejal de Deportes, Pablo Híjar, manifestó la necesidad de «rehabilitar, reformar y mejorar las instalaciones deportivas de la ciudad, haciendo especial énfasis en los vasos de piscinas porque eran obsoletas y perdían agua». Indicó que algunos de los vasos agrietados de las piscinas tienen un consumo «por encima del doble del que sería aceptable para la ciudad». Se aventuró a decir que «queda mucho por hacer» en este tipo de instalaciones que no se resolverá en cuatro años, «sino que habría que mantenerlo 15 o 20».

OTRAS

La reforma de la hípica no va a ser la única, ya que después del verano, y gracias al convenio del ayuntamiento con la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), se comenzará la de Casetas, donde «se cifra el consumo de agua en un metro cúbico por uso», informó Híjar, que aseguró que es «un dato muy alto».

Además de estas actuaciones, el ayuntamiento cifra en 390.000 euros los trabajos que se han acometido en las distintas instalaciones. Una cuantía que no alcanza la de otros años, cuando han superado los 450.000 euros y que han ido a parar a las reparaciones de los vasos, por donde se pierden miles de litros.

El año pasado se destinaron 125.000 euros para estas actuaciones. Se hicieron revisiones y se repararon los revestimientos de los vasos de piscina, tanto en fondos como en paredes y canales de desborde, además de repasos en juntas de dilatación, y revisiones de los sistemas hidráulico y de depuración. También adecuaron varios vestuarios y se procedió a reparar el césped artificial en algunos centros.