+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

NEGOCIACIÓN LABORAL

La plantilla de Pikolín decide hoy si apoya el preacuerdo de convenio

El pacto sería de cuatro años y pondría punto y final a más de 10 meses de reuniones. Dirección y comité fijan un alza salarial progresiva que llegaría hasta el 1,6% en 2022

 

Un trabajador en la planta de Pikolín, en la Plataforma Logística. - JAIME GALINDO

R. BARCELÓ
23/10/2019

Pikolin puede tener este miércoles un nuevo convenio colectivo tras más de 10 meses de negociaciones. La plantilla está llamada hoy a votar el preacuerdo alcanzado por la empresa y el comité en la madrugada del lunes al martes tras una jornada maratoniana de negociaciones en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA). Finalmente, hubo fumata blanca, a pesar de que había convocada una huelga indefinida a partir del 4 de noviembre y de que, previamente, se habían programado tres jornadas de paro de 24 horas, los días 24, 29 y 30 de octubre. Pero la sangre parece que no llegará al río.

Entre los aspectos más relevantes del preacuerdo, que estará vigente durante los próximos cuatro años, figura un incremento salarial de hasta el 1,6% en el 2022 (subida anual de 425 euros del salario medio), que se verá precedido por un aumento progresivo durante los años anteriores: del 1,20% este año (325 euros), del 1,30% el próximo ejercicio (350 euros) y del 1,50% en el 2021 (400 euros más al año).

El presidente del comité de empresa, Pedro Lobera, señaló ayer que se trata de «subidas dignas» que «permiten recuperar parte del poder adquisitivo que se ha visto mermado en los últimos años». Además, destacó que el convenio recoge mejoras sociales reivindicadas desde hace años.

Además del incremento del salario, aumentan todos los pluses establecidos en el convenio con el IPC real del año anterior y se establece una paga de beneficios del 0,75% bruto sobre el Ebit (beneficio antes de impuestos). Otro de los aspectos que recoge el nuevo convenio será la subida de 150 euros por trabajar los sábados.

Uno de los puntos más relevantes del pacto laboral, que afecta a 686 empleados es que no se incluye la distribución irregular de la jornada y se mantienen los tres turnos de vacaciones. Con todo, habrá que ver qué mecanismos activa Pikolín para ver cómo se afrontan los picos de producción.

Desde la empresa se limitaron ayer a decir que el preacuerdo alcanzado en el SAMA supone un «ejercicio de responsabilidad por ambas partes.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla