+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Litera / Cinca Medio.

La Policía detiene a dos funcionarios y dos ganaderos por engorde ilegal

Investiga el uso irregular de un antibiótico en la cría de terneros.

 

E. B. D.E. B. D. 08/06/2011

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron ayer al jefe de la Oficina Comarcal Agroambiental (OCA) de Binéfar, a un veterinario de Monzón y a dos ganaderos del sector del bovino por su presunta relación con un episodio de engorde ilegal de reses. Fuentes policiales señalaron que la operación, coordinada por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Monzón y desarrollada por efectivos de la Comisaría Provincial de Huesca, sigue abierta y podría dar lugar a más detenciones en fechas próximas.

Los policías, acompañados por una pareja del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil y apoyados por personal del Departamento de Agricultura del Gobierno de Aragón, tomaron muestras del pienso que hallaron en los pesebres y en los silos de las granjas de los dos ganaderos detenidos, así como de los cuerpos de los animales. También registraron sus instalaciones en busca de productos ilegales.

Las pesquisas, en las que la Policía lleva año y medio trabajando, tratan de esclarecer el supuesto uso de nitrofurano en el engorde de terneros. Se trata de un antibiótico bactericida cuyo empleo para tratar a los animales está autorizado, si bien los ganaderos están obligados a respetar un periodo de supresión en el que los residuos desaparezcan de las canales. El envío al matadero de animales con restos de nitrofurano es sancionable, como su introducción en la cadena alimentaria. La Policía investiga si ha llegado al mercado carne contaminada.

LA DGA Uno de los detenidos en la operación policial es el responsable de la OCA de Binéfar, una oficina bajo cuyo control hay más de un millón de cabezas de porcino y cerca de 200.000 de bovino, lo que supone una de las principales cabañas de Aragón e incluso de España.

Un portavoz del Departamento de Agricultura del Gobierno de Aragón en funciones declinó comentar la situación del funcionario y se limitó a explicar que la consejería colaborará con el juzgado en todo lo que este le pida, algo a lo que, por otro lado, está obligado por ley.