+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EDIFICIOS HISTÓRICOS

Pontoneros al rescate

Los vecinos han recogido más de 3.000 firmas para recuperar el proyecto y que se vote en el pleno

 

C. GOMAR
16/01/2019

El antiguo cuartel de Pontoneros había pasado al olvido después de haber protagonizado densos debates en el salón de plenos del Ayuntamiento de Zaragoza y de haber copado muchos titulares.

Zaragoza en Común (ZeC) llegó a la alcaldía convencido de que iba a reconvertir los restos de este viejo edificio en un bloque de viviendas con espacios compartidos. El proyecto pintaba bien y parecía que saldría adelante sin grandes problemas porque la idea originaria era del PSOE, pero contra todo pronóstico no fue así y los socialistas lo tumbaron hasta en tres ocasiones. Cosas de la política.

«Decidimos aparcarlo porque no era cuestión de desgastar el proyecto», admitió el concejal de Vivienda, Pablo Híjar, consciente de que las posibilidades de conseguir el apoyo del PSOE cada vez eran menores y de que el fracaso de las votaciones desgastaba al Gobierno. «Forzamos la negociación con el PSOE varias veces pero la paciencia tiene un límite», añadió, aunque no mencionó que la parálisis de este proyecto fue uno de los argumentos que esgrimió Pedro Santisteve para justificar la expulsión de los grupos de la oposición de las sociedades municipales, para meses después tener que volver a readmitirlos.

Ahora, y después de que los vecinos del barrio hayan recogido «más de 3.000 firmas» reclamando la rehabilitación de Pontoneros, parece que a Híjar le han entrado las ganas de recuperar el proyecto. «Ya nos hubiera gustado que se hubiera producido este apoyo antes», confesó el concejal que aseguró que es el momento de intentar retomarlo.

Para hacerlo, primero tienen que estudiar las propuestas de los vecinos, que pasan por abrir las zonas comunes a las entidades que trabajan en el barrio, así como las aulas y salas de taller o la cafetería, e incluso crear una pequeña guardería. El concejal explicó que tienen que analizar si estas demandas pueden incluirse en el proyecto y, entonces, volver a retomar la negociación, algo que no confirmó que vaya a suceder porque, entre otras cosas, la legislatura se acaba.

«Si hay apoyos en el distrito no me importa volver a intentarlo y no lo haré para ponerme medallas porque la ejecución la hará la siguiente corporación», aseguró. Así que habrá que esperar a ver qué sucede, primero, con la negociación, primero, de los presupuestos.