+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ENFERMEDADES

Prueban la eficacia de la Neurotecnología en el tratamiento de la depresión

 

EFE
29/06/2017

Investigadores de la Universidad de Zaragoza han logrado demostrar como las funciones cognitivas de los pacientes que sufren depresión pueden mejorarse a través de una tecnología pionera en el mundo, que a su vez redunda en una disminución de los síntomas de esta dolencia.

El equipo que inició esta investigación hace ocho años está formado por científicos de la Universidad de Zaragoza, el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS) y de BitBrain, empresa "spin-off" de la institución académica, especializada en Neurotecnología y Neurociencia.

La revista científica "Frontiers in Behavioral Neuroscience" publica los resultados de esta investigación, en la que han colaborado además siete instituciones internacionales, informan fuentes de la Universidad de Zaragoza en una nota de prensa.

Esta tecnología, basada en interfaces cerebro-computador que entrenan al cerebro para combatir el deterioro cognitivo, optimiza entre un 10 % y un 30 % la memoria, la atención sostenida y la velocidad de procesamiento.

La Neurotecnología está formada por un novedoso sistema de medición de la actividad cerebral y un software que implementa un procedimiento, por el que se promueven en los pacientes mecanismos de neuroplasticidad sobre los patrones cerebrales relacionados con funciones cognitivas.

Los cambios sobre estos patrones cerebrales tienen asociados una mejora cognitiva, que influye directamente en patologías como la depresión.

El psiquiatra Javier García Campayo ha explicado que "la depresión lleva asociada un deterioro cognitivo y éste a su vez, genera más depresión" por lo que con este tipo de intervenciones "se consigue invertir el sentido de este círculo ya que mejora y entrena al cerebro para combatir este deterioro, evitando en gran medida la reincidencia".

Actualmente más de 300 millones de personas padecen depresión en el mundo, el equivalente al 4,4 % de la población mundial, mientras que en España la tasa alcanza el 5,2 % según la OMS, que predice que esta enfermedad se convertirá en la segunda causa de incapacidad en el mundo occidental en las próxima década

Esta técnica, denominada ELEVVO, informa la Universidad de Zaragoza, ya se está aplicando a través de Centros Autorizados en toda España en los que personal médico está trabajando para mejorar la calidad de vida de personas con y otro tipo de patologías que cursan con deterioro cognitivo.

Los profesionales que ya lo están aplicando y del que se han beneficiado 450 usuarios, consideran que el uso de esta tecnología está teniendo un gran impacto positivo en la mejora de sus pacientes.

García Campayo ha relatado como en un estudio controlado no randomizado con pacientes con Trastorno Depresivo Mayor, el principal resultado fue "un aumento antes y después de la intervención estadísticamente significativo para el grupo experimental en las variables relacionadas con la memoria de trabajo, la velocidad de procesamiento y la atención sostenida".

"Estas variables se midieron a través de la prueba PASAT: 24 % de disminución de errores y 15 % en el tiempo de ejecución", lo que según el psiquiatra "implica que los síntomas cognitivos de los pacientes que sufren de depresión podrían mejorarse a través de este tipo de procedimiento".

A nivel electrofisiológico, el director científico de Bitbrain, Javier Mínguez, señala que se observó "un aumento previo y posterior a la intervención significativo del 25 % para el grupo experimental en la actividad alfa superior individualizada, cuya magnitud se relaciona de forma consistente con la capacidad cognitiva".

El proceso de investigación y desarrollo de ELEVVO ha conllevado tres patentes, diez publicaciones internacionales y más de 90.000 registros cognitivos y cerebrales.

Diez mil días informando

Suplemento especial del 3 de junio de 2018 con motivo del número 10.000 de El Periódico de Aragón.