+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CRIMEN DE LOS TIRANTES

Rodrigo Lanza asegura que sufrió un «cortocircuito» al matar a Laínez

Su defensa señala en su descargo que «estaba en estado de pánico» al agredirle. Pide que se tenga en cuenta su afectación alcohólica «que le anuló»

 

Rodrigo Lanza asegura que sufrió un «cortocircuito» al matar a Laínez - EL PERIÓDICO

L. M. G.
11/02/2019

El juicio contra Rodrigo Lanza por el asesinato de Víctor Laínez está más próximo a celebrarse en la Audiencia de Zaragoza. El abogado del acusado, que se enfrenta a 25 años de prisión, acaba de presentar su escrito de defensa en el que asegura que Lanza sufrió «una reacción de cortocircuito» aquella madrugada del 8 de diciembre del 2017.

El letrado enumera varias «motivaciones en la actuación de Rodrigo Lanza». Señala que «actuó en todo momento espoleado por el temor a perder la vida, sin que tuviera influencia alguna la supuesta ideología política de Laínez», tal y como argumentan las acusaciones que ejercen el abogado Juan Carlos Macarrón, en nombre de la familia del fallecido, y David Arranz por Vox.

Insiste en que «no tuvo intención de matar a Laínez, ni llegó a pensar que su acción pudiera producir la muerte a otra persona».

«El alcohol ingerido por Rodrigo afectó gravemente sus facultades cognitivas y volitivas, lo que potenció el efecto amenazador de la situación, sin que se percibiera otro medio para evitar la agresión contra su vida que actuar tal y como lo hizo», afirma el letrado Endika Zulueta, quien describe los pasos previos al encuentro mortal entre Lanza y Laínez en el bar El Tocadiscos de la capital aragonesa.

Relata que Lanza salió de trabajar en el restaurante Birosta entre las 00.30 y la 1.00 horas. «Cogió una litrona de cerveza, se la fue bebiendo hasta la puerta del bar Magdalena Rab, donde se encontró a un amigo», afirma, a la vez que apostilla que luego fue a otro establecimiento, el Crápula, donde estuvo con más amigos. «En ambos locales continuó bebiendo cervezas y chupitos de tequila hasta irse a El Tocadiscos, donde continuó consumiendo copas», recalca.

La defensa insiste en que Víctor Laínez iba armado con una navaja, tal y como declaró un testigo, el único que habló de ello. Una circunstancia que sirve a su abogado para afirmar que «el pánico le impidió optar por la huida, pues ello podría suponer darle la espalda a la persona que pretendía acabar con su vida». Todo ello hizo que sufriera «una reacción en cortocircuito que anuló su voluntad, disminuyendo su capacidad de entender».

Diez mil días informando

Suplemento especial del 3 de junio de 2018 con motivo del número 10.000 de El Periódico de Aragón.

   
13 Comentarios
03

Por Miguel M1 10:02 - 11.02.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Este individuo es un criminal y cuando salga de la carcel volverá a matar, en la cara lleva grabado "soy un asesino", no hay más que verlo.

02

Por juan100 9:54 - 11.02.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Pues que se lo arreglen en la carcel en lo proximos 40 años

01

Por anacasto 8:46 - 11.02.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

y cuando dejastes al policia municipal de Barcelona como lo dejastes tambien sufriste otro cortocircuito, pues ahora lo mejor es que te pegues 25 años a la sombra y asi tienes tiempo de arreglar ese cortocircuito cosa que Lainez no podra hacer, y cuando salgas se te paga el billete y para tu pais