+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Las 43 nuevas calles de Zaragoza (26)

San José recordará al alcalde historiador

 

Patricia PuyoPatricia Puyo 31/03/2009

Arqueólogo, historiador, rector y decano de la Facultad de Filosofía y Letras pero también alcalde de Zaragoza. Ese fue José Salarrullana de Dios. Nació en Fraga en el siglo XIX y, a pesar de que estuvo en Granada durante dos años, la mayor parte de su vida la pasó en Zaragoza. Siempre estuvo ligado a la universidad a la que dedicó gran parte de su vida. Gracias a su labor al frente del rectorado, cargo que ostentó entre 1932 y 1939, creó las especialidades de Filología Clásica y la de Historia Antigua, Medieval y Moderna, así como el título de Archivero, Bibliotecario y Arqueólogo.

Su labor investigadora le permitió conocer más a fondo la historia más antigua de su localidad natal. Escribió varios libros que todavía están presentes para quienes deseen conocer el devenir fragatino como por ejemplo la obra Estudios históricos acerca de la Ciudad de Fraga. Asimismo también fue destacable su labor arqueológica. Él encontró inscripciones ibéricas, piezas arquitectónicas, un canalón de estaño, vajillas, mosaicos, dos lápidas y un ladrillo con inscripción. En el ayuntamiento todavía se conservan sus importantes hallazgos.

Once meses estuvo al frente de la alcaldía de Zaragoza. Fue en 1916. Ahora llama la atención el poco tiempo que ocupó el cargo pero su nieta comenta que «estar este tiempo en la alcaldía era lo habitual en la época. Incluso la gente lo ocupaba durante menos tiempo. Era un prestigio social ser alcalde entonces». Carmen es una de las nietas que tuvo Salarrullana. Además es la única que vive en Zaragoza. Orgullosa dice que recuerda muy bien cómo era su abuelo «aunque era muy pequeña y mis padres me tuvieron que contar muchos detalles de su vida. Sé que mi abuelo era una persona muy recta pero también era muy honrado. Quizá sea por su labor docente».

Muy pronto el barrio de San José verá cómo José Salarrullana de Dios desplaza a Mártires de Simancas. «Sé que a mi abuelo no le hubiera gustado desplazar una calle para poner su nombre en ella, hubiera preferido ocupar una calle de nueva creación». De todas maneras, Carmen no oculta su profunda gratitud a quienes decidieron que su abuelo merecía este reconocimiento. Uno de los biznietos de este catedrático de la Facultad de Filosofía y Letras fue el primer Salarrullana en enterarse y pronto dio a conocer a toda su familia esta feliz noticia. Ya no solo Fraga contará con una de sus calles sino que Zaragoza se sumará muy pronto por la Ley de Memoria Histórica.

Calle José Salarrullana
José Salarrullana (Fraga 1867-1955 Zaragoza) fue arqueólogo. Desde el principio estuvo Íntimamente unido a la universidad ya que fue rector entre 1932 y 1939. Asimismo fue durante once meses alcalde de Zaragoza en 1916. Su gestión al frente del rectorado permitió establecer distintas especialidades en la Facultad de Filosofía y Letras.

Sustituye a: calle Mártires de Simancas
Son las víctimas en el asedio al cuartel de Simancas, en Gijón. Durante todo el verano del 36, los sublevados se acantonaron hasta que se rindieron el 30 de agosto. El cuartel estuvo defendido por el coronel Pinilla. De los 500 hombres que había allí, se salvaron solo unos150 soldados. El cuartel quedó totalmente destruído.

Diez mil días informando

Suplemento especial del 3 de junio de 2018 con motivo del número 10.000 de El Periódico de Aragón.