+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ASISTENCIA MÉDICA

Sanidad estudia mover médicos a zonas de expansión de Zaragoza

La reasignación de efectivos beneficiaría a barrios como Valdespartera. Pide reconvertir plazas procedentes de áreas con saldo negativo de pacientes

 

J. O.
15/01/2018

El Departamento de Sanidad planea mover médicos a zonas de expansión procedentes de otras áreas que están perdiendo población. La opción pretende una reasignación de efectivos de cara a responder a las necesidades de barrios de la periferia, sobre todo Valdespartera, donde hace tiempo que se suceden las quejas por las demoras provocadas por una insuficiente dotación de profesionales, especialmente en Pediatría.

La declaración de intenciones la expone el propio consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, en una respuesta parlamentaria a la pregunta formulada por la diputada del PAR, Berta Zapater. En ella, el titular del departamento expone que «dado los flujos migratorios centrífugos de la población de la ciudad de Zaragoza, donde el centro de la misma pierde población que se desplaza a la periferia urbana, se ha solicitado una reconversión de plazas, con ocasión de jubilaciones, procedentes de zonas de salud con saldo negativo de pacientes de cara a resasignar efectivos en el sector sanitario».

La actuación, sin embargo, todavía no está decidida, según indicaron ayer fuentes del departamento. «Es una opción, pero todavía no está decidido», apuntaron estas fuentes.

VALDESPARTERA // En el caso de Valdespartera, el movimiento alcanzaría a profesionales del sector 2, al que pertenece. Esta zona de salud en el sur de la capital aragonesa es la segunda de mayor población asignada del sector, con más de 30.000 usuarios de cobertura. Según indica Celaya, su perfil poblacional es mayoritariamente joven, en edad de actividad laboral, no llegando al 5% de población mayor de 65 años, cuando en el resto del sector sobrepasa habitualmente el 23%. El 25% de la población –casi 8.000 pacientes- está incluido en cupos asistenciales de Pediatría, siendo un tercio de ellos menores de dos años, lo que, según Celaya, «conlleva una presión asistencial diaria por profesional de Pediatría muy por encima de la media del sector; en concreto, a finales de agosto del 2017 era de 31,7 (11 puntos por encima de la media, y más de 8 en relación al segundo equipo con mayor presión)».

PLANTILLA // El consejero recuerda, asimismo, que la plantilla orgánica del equipo de Atención Primaria de Valdespartera está compuesta por 5 profesionales y, desde hace más de tres años, «está contratado fuera de plantilla un profesional más, por lo que actualmente hay seis cupos de Pediatría con una media de 1.327 tarjetas sanitarias, cuando lo habitual en el sector es un par o tres 3 pediatras por centro y una media de 1.050 tarjetas», indica Celaya.

Por todo ello, Sanidad asume que se verá obligado «de manera inexorable» a solicitar, a mitad de año, un profesional eventual más, ya que, además, «se crean alrededor de 70 nuevas tarjetas de población pediátrica al mes en esa zona de salud en los últimos cinco años», lo que supone más de 800 nuevas asignaciones pediátricas al año y, en la práctica, una plaza nueva de Pediatría cada dos años.

En su respuesta, Celaya también se refiere a las acciones «coyunturales» adoptadas por la Administración en esa zona de salud para minimizar las demoras y la presión asistencial generadas en época epidémica. Entre ellas incluye la contratación de un facultativo especialista en Pediatría «como refuerzo específico desde el mes de diciembre y hasta que la situación asistencial lo requiera» –en los dos últimos años ha sido hasta mayo-, así como la contratación de una enfermera destinada a la atención en vacunaciones o revisiones, «orientado a reconducir las demoras superiores a dos meses».

La saturación ha provocado recientemente demoras de hasta cinco días en Pediatría.

Diez mil días informando

Suplemento especial del 3 de junio de 2018 con motivo del número 10.000 de El Periódico de Aragón.