+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Los efectos de la reactivación inmobiliaria

El sector del mueble se recupera tras cerrar más de 400 firmas

Las ventas se incrementan otro 4% y encadenan cuatro años en positivo. La crisis destruyó casi 4.000 empleos en las tiendas y fábricas de la comunidad

 

Imagen de la edición del 2018 de la Feria del Mueble de Zaragoza, que se celebra cada dos años . - ÁNGEL DE CASTRO

RUBÉN LÓPEZ
21/01/2019

El sector del mueble en Aragón sigue recuperando sus constantes vitales tras la dura travesía por el desierto que vivió entre el 2009 y el 2014. La reactivación de la construcción y de la compra de vivienda ha permitido que la actividad encadene cuatro años en positivo. Según la Asociación de Comerciantes de Muebles de Aragón (Acomza), las ventas crecieron el pasado ejercicio en torno a un 4%, una cifra algo inferior a las del 2015, 2016 o 2017. Estas subidas, no obstante, están muy lejos de la caída del 60% que se registró hasta el 2014 y que provocó una sangría en materia de empleo. Solo en Aragón, la crisis se llevó por delante a más de 400 empresas, entre comercios y fabricantes de muebles, y a cerca de 4.000 puestos de trabajo, según los datos de la patronal.

«Nuestro sector depende totalmente de la vivienda y cualquier caída nos afecta de forma directa», subraya el presidente de Acomza, Jesús Nebra. El desplome de asociados de esta patronal, que aglutina el 90% de la facturación de los comerciantes de muebles de Zaragoza y Aragón, ejemplifica muy bien la sangría de cierres que hubo en los años más duros de la crisis. En el 2008 llegó a contar con 124 socios, y ahora suma 58. «Aún no hemos tocado fondo; el año pasado perdimos otros siete, aunque algunas salidas se deben a jubilaciones», explica Nebra, que apunta que en total el sector emplea en Aragón a unas 5.000 personas.

3.600 PROFESIONALES

Según los datos del Observatorio Español del Mercado del Mueble que elabora el instituto tecnológico del sector Aidimme, solo los fabricantes emplean a unos 3.600 profesionales en la región. «En la provincia de Zaragoza hay unas 300 fabricantes, incluido autónomos, y llegó a haber más de 500», lamenta el secretario de la Federación de Industriales de la Madera de Zaragoza (Fimza), Víctor Izuel. La evolución de sus socios también deja claro el desplome que sufrió la actividad: en el 2009 llegó a contar con 120 empresas, frente a las 62 actuales.

La llegada de grandes cadenas de bajo coste y los nuevos hábitos de consumo también están detrás de la caída de ventas en los comercios. Con todo, el sector se muestra optimista respecto al futuro y destaca la profesionalización de la tienda tradicional. «Cada vez estamos mejor preparados a nivel de servicios y asesoramiento; obviamente el que no renueve sus colecciones y el que no apueste por las redes sociales morirá igualmente», explica Nebra, que confía en que las ventas crezcan este año «entre un 4% y un 5%», en línea con el 2018.

Izuel también se muestra optimista, aunque lamenta la falta de estabilidad en esta fase de recuperación. «Las empresas nos trasladan que hay periodos de mucha carga de trabajo, pero luego hay bajones importantes», indica, a la vez que apunta que en Fimza hay desde pequeños ebanistas a grandes empresas.

SUBEN LAS EXPORTACIONES

Sin duda, uno de los grandes retos del sector en Aragón es la salida al exterior. La comunidad ocupa la séptima posición del país, con un 4,8% del total de exportaciones, cuatro veces menos que Cataluña o Valencia, que suman la mitad de las ventas al exterior. Las exportaciones aragonesas, no obstante, llevan varios años creciendo de forma consecutiva y a un ritmo razonable.

A ello también ha colaborado la celebración cada dos años de la Feria del Mueble de Zaragoza (FMZ), que se ha convertido en el principal salón que se celebra en España dentro de su segmento comercial y que ha impulsado las ventas al exterior desde la comunidad.