+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA MUELA // CARLOS RODRIGO, CANDIDATO A ALCALDE, DICE QUE LA INICIATIVA SIGUE ADELANTE

Los seguidores de Tello piden al PAR que expulse a sus tres concejales

Unas 400 personas se concentran para tratar de parar la moción de censura

 

Unas 400 personas se concentraron ante el ayuntamiento para exigir al PAR que pare la moción de censura. - JAVIER BELVER

F. V.
22/01/2018

Entre cánticos de Labordeta, alrededor de 400 personas se movilizaron ayer en La Muela para exigir al Partido Aragonés (PAR) que expulse de sus filas a los tres concejales que, junto al PP y a un edil no adscrito, promueven una moción de censura contra el actual alcalde nacionalista, Adrián Tello, que gobierna en minoría un municipio que estuvo marcado por la corrupción del caso Molinos.

Su intención es que la medida disciplinaria del PAR desactive la moción, dado que sus promotores suman siete votos, frente a los cuatro de la coalición de izquierdas que gobierna el municipio desde el 2015.

Los autores de la iniciativa, que postulan para alcalde a Carlos Rodrigo, del PAR, acusan al equipo municipal de haber paralizado la vida de la localidad y de «incumplimiento sistemático» de los acuerdos plenarios, según señaló ayer el propio Rodrigo, para quien su expulsión del PAR es una «operación legalmente imposible». «La moción sigue adelante», recalcó Rodrigo.

Los contrarios a la moción, convocados por CHA, Ganar La Muela y PSOE (los tres partidos del equipo de gobierno), se concentraron ante el ayuntamiento muelano a las 12 del mediodía, acompañados por diputados provinciales de las tres formaciones y por el presidente de CHA, José Luis Soro.

«ESTAMOS A TIEMPO»

«La Muela no quiere volver a los tiempos de la corrupción», subrayó Soro, en referencia a la exalcaldesa Mariví Pinilla, del PAR, que está condenada a 16 años de cárcel por delitos urbanísticos relacionados con su gestión al frente del municipio. «Estamos a tiempo de que se pare el golpe», subrayó el nacionalista, para quien el PAR «debe actuar cuanto antes para expulsar de su grupo municipal» a los tres concejales de su partido, si bien estos figuran como independientes.

En su opinión, según la normativa electoral vigente, si el PAR expulsa del partido a sus tres concejales, estos pasarían a ser no adscritos y «sus votos no serían computados para la mayoría absoluta de la moción de censura», con lo que esta no surtiría efecto, dado que hay otro edil no adscrito y que fue de Ciudadanos.

Adrián Tello tomó la palabra para decir que el PAR y el PP representan unos tiempos que el pueblo quiere dejar atrás, «el de la corrupción, los embargos y las subvenciones perdidas». El alcalde afirmó que hasta última hora ha tratado de reconducir la situación ofreciendo al PAR «entrar en el gobierno», incluso con una tenencia de alcaldía.

Francisco Compés, portavoz del PSOE en la Diputación de Zaragoza (DPZ), elogió la labor del tripartito muelano, del que dijo que «cumple la estabilidad presupuestaria y el techo de gasto».

El coordinador general de IU, Álvaro Sanz, calificó la moción de censura de «hurto a la democracia», mientras que José Ángel Miramón, del grupo En Común de la DPZ, y Bizén Fuster, diputado provincial por Chunta, valoraron las posibilidades de que la moción de censura no prospere si los concejales del PAR son expulsados o suspendidos de militancia, un problema legal que sobrevoló ayer la concentración de apoyo a Adrián Tello y su equipo.

Al final del acto, los concejales del equipo de gobierno tomaron la palabra, antes de que se procediera a una recogida de firmas contra la moción que ya ha recabado más de 1.300 apoyos.

Diez mil días informando

Suplemento especial del 3 de junio de 2018 con motivo del número 10.000 de El Periódico de Aragón.