+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Planificación sanitaria

Tareas pendientes en el tercer año de las medidas de Oliván

Lista de espera y dependencia, entre las promesas incumplidas. Se ha ejecutado el plan de empleo, el fin de las peonadas o la receta electrónica

 

La presidenta del Gobierno aragonés, Luisa Fernanda Rudi, y el consejero Ricardo Oliván, durante la presentación de las medidas, hace tres años. - Foto: JAIME GALINDO

J. OTO
02/02/2015

Ayer domingo se cumplieron tres años de la entrada en vigor de las 400 medidas que fueron presentadas por el Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón para garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario "sin recortes ni supresión de estructuras", tal y como anunció la presidenta del Ejecutivo, Luisa Fernanda Rudi. Pero a apenas unos meses del final de la legislatura, todavía existen numerosas tareas pendientes.

Entre los puntos que sí se han cumplido figuran numerosos relacionados con los recursos humanos. El consejero, Ricardo Oliván, habría conseguido redactar un plan de empleo que consolida los puestos eventuales o el establecimiento de concursos de traslados y oposiciones de forma rotatoria. En todo caso, los sindicatos achacan a la Administración la pérdida de 2.500 puestos de trabajo desde que el PP accedió al poder en la comunidad.

Además, el Salud --ha tenido tres gerentes, Tomás Tenza, María Ángeles Alcutén y Ángel Sanz, en estos tres años-- ha llevado a cabo un plan de racionalización de recursos humanos que incluyó la jubilación forzosa de profesionales sanitarios a los 65 años. Sin embargo, esa medida acabó en los tribunales y el personal denuncia que no trajo consigo la sustitución de ese personal retirado.

Receta electrónica en todo el territorio, mejoras en la historia clínica, el fin de las peonadas --horas extras por el trabajo por la tarde-- o no haber impulsado medidas para favorecer el copago figuran, asimismo, en el apartado de promesas cumplidas, mientras que atajar la histórica lista de espera, el retroceso en la aplicación de la Ley de Dependencia o los continuos problemas en Urgencias encabezan el amplio listado de deberes todavía por hacer.


PLANIFICACIÓN
Al final llega el cribado de cáncer de colon

Estos dos primeros apartados del amplio listado de las 400 medidas sanitarias incluyen medidas como la reorientación de los programas de cribado para conseguir una mayor efectividad. En ese sentido, Sanidad habría logrado potenciar y extender el programa de cribado de cáncer de colon, eso sí, con algunos años de demora.

También se ha llevado la revisión de los reglamentos de funcionamiento interno de cada centro, pero no se han cumplido aspectos relacionados con nuevos modelos de gestión y, sobre todo, de inspección médica. En este sentido, la Administración pretendía reforzar este servicio para luchar contra el absentismo laboral que, según expuso Rudi en la presentación de las medidas, en el Salud alcanzaba los 18 días al año. Se trataba de controlar las bajas pero "nadie ha hecho nada al respecto", aseguraron fuentes sanitarias.

Sí se ha logrado mejorar en la atención dispensada a aragoneses que viven en el límite con otras comunidades.


ATENCIÓN SANITARIA
La eterna promesa en Atención Primaria

Es la eterna promesa. No solo el actual Ejecutivo, sino los anteriores, llevan años prometiendo reforzar la Atención Primaria y su autonomía. Poco se ha hecho en este sentido, aunque sí se ha cumplido con la intención de traspasar la historia clínica entre distintos sectores.

También se ha creado la primera unidad del país para el tratamiento de congelaciones, aunque su creación ha sido contestada desde algunos sectores y el Royo Villanova ha sido designado centro de referencia nacional para casos de ébola, lo que podría incluirse en el apartado de diseño y ubicación de servicios de referencia presente en las 400 medidas. Además, Aragón sigue siendo una referencia en trasplantes, con un registro al alcance de muy pocas comunidades.

Sin embargo, el aumento de la actividad ordinaria en horario de tarde en los centros de Primaria no se ha llevado a cabo.


ACTIVIDAD QUIRÚRGICA
La lista de espera, la gran asignatura pendiente

El plan de choque impuesto por Sanidad parece ir rebajando los datos históricos de la lista de espera, aunque el Salud no facilita los datos desde noviembre. En todo caso, y la Administración ha incrementado la actividad quirúrgica vespertina y ha reducido la demora, pero no lo ha hecho en las pruebas complementarias y de alta resolución.

Tampoco se ha cimentado la implantación de la hospitalización a domicilio como alternativa a la tradicional, pese a un primer intento por llevarlo a cabo en el Royo Villanova.


DESFAVORECIDOS
Continúa la demora en Dependencia e IAI

La intención de crear unidades o camas específicas de cuidados paliativos en hospitales de agudos tampoco se ha logrado. El Salud lleva tiempo tratando de dotar a este colectivo --personas en situación terminal-- de una atención más adecuada, pero todo apunta a que tampoco se llevará a cabo esta legislatura.

Las cifras de dependencia siguen siendo alarmantes y los agentes sociales sitúan a Aragón como la comunidad que ha experimentado un mayor retroceso en la aplicación de la ley, pero Sanidad insiste en la "depuración" de 7.000 beneficiarios fallecidos con el anterior Ejecutivo y en la "regularización" de la cifra real de los dependientes. Más de 7.500 aragoneses con derecho no reciben la prestación.

La Administración sí ha completado una revisión de todas las residencias de mayores tanto públicas como privadas para comprobar su seguridad y calidad asistencial. "Nos encontramos 25 expedientes de residencias con graves deficiencias en ambos aspectos y con las que el gobierno anterior no había hecho nada", apuntan.

Pese al aumento del presupuesto destinado al Ingreso Aragonés de Inserción (IAI), las quejas aumentan respecto a la demora en su concesión o los cambios en la ley, que, según los colectivos sociales, reducirá a la mitad el número de familias que perciben la prestación.


URGENCIAS
Hacia un profundo cambio en el sistema

Sin duda, otro gran caballo de batalla para la Administración. Las encuestas y barómetros sanitarios ensalzan la atención a los pacientes en Urgencias hospitalarias y de centros de salud, pero los profesionales vienen reclamando desde hace tiempo medidas para paliar los continuos episodios de saturación y colapso que afectan al hospital Miguel Servet, el mayor de Aragón. En este sentido, el Salud asegura estar ultimando los detalles de un cambio en el sistema que incluirá la derivación a los pacientes a los centros menos saturado y que potenciará la labor del 061, un servicio ensalzado tanto por los propios sanitarios como por los usuarios.

Ese rediseño sí figuraba entre las 400 medidas y, aunque de momento tampoco se ha completado, el Salud confía en hacerlo este año. Otra cosa será que esté listo antes de las elecciones.


SALUD MENTAL
¿Se centralizará la atención en los barrios?

El Salud ha cumplido --aunque con cierto retraso-- en la creación de la unidad de hospitalización infanto-juvenil del hospital Clínico y la unidad del hospital de día del Servet. También se ha dotado de Centro de Día al Sector de Alcañiz y se ha reformado el Centro de Rehabilitación Psico-Social de Sádaba.

Pero el Salud también se comprometió, hace ya dos años, a centralizar las unidades de los barrios, pero aún no lo ha hecho. El rechazo popular retrasó la aplicación de una medida que, según el consejero, partió de los propios profesionales, aunque muchos de ellos se han desmarcado de ella y han advertido de su inconveniencia. En primera instancia, las unidades de Torrero, San José, Las Fuentes, Rebolería y Casablanca se iban a centralizar en los centros de salud de Valdespartera y Sagasta. Luego se unió San José, pero Sanidad descarta, de momento, la unificación en este último debido a las obras de acondicionamiento necesarias.


FARMACIA
La receta electrónica ya llega a todo Aragón

La implantación del copago farmacéutico por imperativo ministerial se enmarcaría dentro de las medidas destinadas a la supuesta mejora de la calidad de la prestación y el uso racional del medicamento anunciadas por el Salud. Además, se ha completado la implantación de la receta electrónica en toda la comunidad autónoma y se ha realizado un esfuerzo considerable en el establecimiento de criterios, control y seguimiento de la prescripción y dispensación de medicamentos. De hecho, alrededor de cuarenta personas resultaron detenidas en una red de exportación ilegal de medicamentos en toda España en una operación iniciada a raíz de una orden de investigación del Salud. Otros aspectos, como la prescripción electrónica intrahospitalaria que incorpore mecanismos de ayuda y alerta de seguridad no se han hecho.

La integración de la prestación farmacéutica hospitalaria y extrahospitalaria tampoco se ha hecho efectiva. Esta medida tenía como objetivo controlar las recetas para que, por ejemplo, la de un especialista no se contradiga con la emitida por un médico de familia.

Pero el Salud presume en el apartado económico. "Se ha logrado un ahorro total en farmacia en Aragón sobre todo por la apuesta por los genéricos y que asciende a 39,5 millones". En todo caso, los farmacéuticos siguen cobrando con demora.


INFRAESTRUCTURAS
Los hospitales de Alcañiz y Teruel, a la espera

Otro talón de aquiles de la Administración. Más allá de la eterna demora en la construcción de los centros de salud de Illueca y Mosqueruela, que también este año cuentan con partida presupuestaria, el Salud acelera para poner la primera piedra del hospital de Alcañiz antes de que concluya la legislatura y el de Teruel no tiene una fecha concreta de ejecución. En todo caso, la medida prometida por Sanidad se imponía "completar obras en ejecución y puesta a disposición de sus usuarios finales" y citaba, entre ellas, ambos centros hospitalarios y los centros de salud de Almozara y el de especialidades de la Intermodal. De todos ellos, solo los dos últimos parecen destinados a abrir sus puertas esta legislatura. Ya lo hizo el centro de salud Puerta del Carmen, que sustituyó al Hermanos Ibarra, último consultorio.

La intención de revisar edificios y pasarlos a un sistema de eficiencia energética apenas se ha llevado a cabo salvo en contadas excepciones.


PERSONAL
Empleo más estable con posible recorte

Quizá, uno de los apartados en los que el Salud sale mejor parado. Y eso que los sindicatos achacan a la Administración la supresión de 2.500 puestos de trabajo desde que el actual Ejecutivo accedió al poder. En todo caso, la reordenación de plantillas, la conversión de puestos eventuales en fijos o el establecimiento de un calendario rotatorio de concursos de traslados y oposiciones figuran en el apartado de medidas realizadas. Esos concursos de traslados periódicos contribuirían a una correcta aplicación de las comisiones de servicio, que, según Tomás Tenza, el gerente del Salud que presentó las medidas junto a Oliván y Rudi, se utilizaban "no para lo que están concebidas, sino para hacer traslados a dedo".

El Gobierno también ha cumplido con su propósito de "promover el respeto a los profesionales sanitarios en el ejercicio de su labor asistencial, mediante el reconocimiento legal como autoridad pública". De hecho, la ley aprobada el año pasado concede este rango a los sanitarios, que gozan de presunción de veracidad en caso de conflictos.



FINANCIACIÓN
El agujero continúa pese al supuesto ahorro

Otra cruz. Sanidad se erigió en la causa principal del incumplimiento del déficit de la comunidad en el 2013. Entonces, Rudi estimó la petición de Oliván de despedir a la entonces gerente del Salud, María Ángeles Alcutén, y al gerente del Servet, José Huelin, a los que el consejero responsabilizó de la mala gestión --aunque, posteriormente, admitió falta de confianza, sobre todo en Huelin--. Sin embargo, y pese a los cambios, Aragón sigue incumpliendo y su agujero es de 470 millones, con el Departamento de Sanidad como principal factor --ocupa más de un tercio del presupuesto total de la DGA--. euros de deuda sanitaria.

En todo caso, Sanidad presume de que "ya solo durante el ejercicio 2012 se actuó sobre mejoras de eficiencia, con unos ahorros previstos totales de 140,8 millones de euros, de los cuales 89,69 millones son consecuencia de las medidas del Salud y 51,1 millones por la aplicación de los decretos".

El pago a proveedores tampoco ha experimentado una gran mejoría, aunque la DGA recuerda que "nos encontramos con 450 millones de facturas sin pagar correspondientes a 172.000 facturas fuera del presupuesto y en el que solo en el Servet había 800 proveedores pendientes de pago. Se promulgó un Decreto Ley en un ejercicio de honestidad tanto por la aprobación del suplemento de crédito como por la afloración de esos 400 millones de deuda sanitaria".



GESTIÓN DE RECURSOS
Sin privatizaciones ni marca blanca

Se ha cumplido con la intención de incrementar las centralizaciones --central de compras, vacunas, material sanitario...--, se ha potenciado la lavandería central --en el Servet se lava ropa de Alcañiz o Barbastro,entre otros sectores-- y se ha desechado la privatización de aquel macrolaboratorio que iba a realizar todas las analíticas no urgentes y que, finalmente, no se llevado a cabo.

La marca blanca que el Salud pretendía imponer en sus productos tampoco ha visto la luz aunque sí se está ultimando la tramitación del almacen centralizado en Plaza, que acogerá material sanitario de todo Aragón y lo distribuirá a los hospitales.

Asimismo, se ha dotado de material de alta tecnología a varios hospitales.



CENTRALIZACIÓN
Las polémicas del área única y el CASAR

Uno de los puntos en los que el Salud está incidiendo más en los últimos meses. El área única tratará de unificar servicios de grandes hospitales que, como el Servet y el Clínico, se encuentran a poca distancia. De hecho, ya se están haciendo cosas en este sentido en algunas especialidades, pero la medida cuenta con el rechazo sindical ya que consideran que provocará un recorte de personal y no mejorará la calidad del servicio.

Finalmente, y tras años de retraso, a finales del año pasado se concretó la integración del Consorcio Aragonés Sanitario de Alta Resolución (CASAR) en el Salud, lo que también se debe situar en el apartado de propósitos cumplidos, aunque la medida también contó con un notable rechazo de profesionales de alguno de los centros del consorcio por la fórmula elegida para llevarla a cabo.

   
7 Comentarios
07

Por crisanto 20:37 - 02.02.2015

La definición de éste elemento es clara : CARA CARTON . Tienes una jeta increíble. Despilfarráis el dinero público aragonés . Profesionales al frente de Sanidad YA . Políticos aficionados,a vuestras casas .

06

Por Jose 15:57 - 02.02.2015

Pfff madre mia como están las cosas. Me he leido el artículo entero y las conclusiones que saco no son nada positivas... Un saludo y buen artículo.

05

Por el sherif 12:29 - 02.02.2015

Esta panda de mentirosos no cumplen lo prometido jamás Hay que echarlos

04

Por Kil 10:16 - 02.02.2015

Prepotencia y cinismo es lo que le sobra a este consejero.

03

Por Caracas 10:14 - 02.02.2015

Osea que no ha hecho nada, como siempre blablabla y por supuesto donde hay que soltar la gallina dependencia y listas de espera ni hablamos, este consejero es el que dijo en su día que no sabía que aquel director general (o lo que sea) que tuvo nada más llegar estaba imputado en Burgos, lo sabiamos todos (los que somos minibárcenas) menos él, eso sí, va siempre hecho un pincel y muy bien peinado.

02

Por Pepe 10:12 - 02.02.2015

que merito puede tener si a los facultativos que utilizan el sistema para agilizar los unde en la miseria???? fuera ya este señor

01

Por Aragonés 6:41 - 02.02.2015

Poco mérito tiene la implantación de la receta electrónica o la mejora de la historia clínica cuando le bastaba con no frenar el desarrollo que heredó del equipo anterior (en mayo de 2011 ya se pilotaba la receta electrónica en varios centros de salud). En cuanto a las peonadas suprimirlas es fácil, lo difícil es arbitrar un sistema alternativo para mantener la actividad quirúrgica, algo que, evidentemente, no ha conseguido, de ahí el incremento de lista de espera. En cualquier caso se siguen haciéndolo peonadas, aunque ahora se les paga con los fondos del Plan Impulso y carecen de regulación legal.