+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

El teléfono del lector

 

04/04/2004

ENCERRADO EN UN CAJERO. El otro día me quedé encerrado en un cajero automático de la plaza Salamero de Zaragoza. Entré a sacar dinero de madrugada y, al intentar salir, vi que no había manilla en la puerta y que no había manera de irme de allí. Más vale que mis amigos estaban fuera y que les pude pasar la tarjeta de crédito por debajo de la puerta para que la abrieran. De lo contrario, podía haberme quedado ahí mucho tiempo o tendría que haber recurrido a otra serie de medidas. Solicitaría a los responsables que tuvieran cuidado con estas cosas. CRISTOBAL JARDIEL. ZARAGOZA

CRUZANDO LA AVENIDA GOYA. Cruzar la avenida Goya por los pasos de cebra resulta un peligro, incluso cuando los semáforos están verdes para los peatones. Esos pasos, que tienen sus respectivos semáforos, comunican Goya con la calle Santander y la avenida Valencia. Resulta que hay otros dos semáforos para los coches a la altura de ambas calles que están mal regulados, lo que provoca que la circulación se colapse. Y los peatones tenemos que cruzar la calle entre coches. Lo que ya me pareció el colmo fue oír a un conductor de autobús pitar a una señora que pasaba la calle con su carro de la compra cuando el semáforo estaba en verde para ella. Convendría que los técnicos de Movilidad Urbana del consistorio zaragozano coordinaran estos semáforos para la seguridad de los peatones y para evitar que se creen atascos. JUAN JOSE PEREZ. ZARAGOZA

NO AL CARRIL BICI. Soy un ciudadano de Zaragoza que quisiera mostrar mi desacuerdo con el carril bici ahora que el consistorio zaragozano estudia habilitarlo en Gran Vía y paseo Sagasta. No creo que porque veinte personas circulen en bici por la ciudad haya que transformar toda la fisonomía urbana. Soy de la opinión de que las dos ruedas no son el medio más adecuado para circular por una ciudad que cada vez va creciendo más. Quizá tenga más sentido en una urbe pequeña. En las grandes, en cambio, es un medio de transporte inseguro. PACO BALLARIN BLAS. ZARAGOZA

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla