+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

El teléfono del lector

 

15/10/2004

CONTRA EL ALCOHOL, TRANSPORTE. Las autoridades se empeñan en que la gente en fiestas no abusemos del alcohol y que si bebemos que no cojamos el coche. Pero si de algo no se dan cuenta los gobernantes es que para que esas medidas se puedan llevar a cabo hay que poner medios. Este sábado, tras el concierto de Miguel Ríos, estuve en el paseo de la Constitución esperando un bus durante casi una hora para que me llevara al recinto Ferial. Pasaron unos cinco autobuses llenos de gente y no pararon, por lo que al final tuve que ir en taxi. De esta formas, si no mejora el transporte público, es normal que la gente coja el vehículos propio para desplazarse, ya que no están dispuestos por lo general a esperar tanto tiempo ni a pagar un gasto adicional. ANDRES FERNANDO CEBOLLADA ZARAGOZA

PAPELES ILEGALES. La zona Centro y sobre todo la parte alta del barrio de San José están llenas de papeles que ofrecen servicios y también de ofertas de pisos para alquilar o vender. El problema, aparte de la suciedad, es que son algo engañosas, ya que se ofrecen como particulares cuando son agencias. Una de las que plantean dudas es la central de propietarios de Zaragoza, que se presenta como intermediaria entre arrendador y arrendatario y que se atribuye pisos para la central cuando los ve anunciados en carteles. El ayuntamiento podría llamar a esos teléfonos para comprobar que no son lo que aparentan. R. T. ZARAGOZA

FALTA DE EDUCACION. Soy un anciano y el otro día tuve que coger el bus para ir al centro. Estaba esperando en la calle Univérsitas que se junta con la avenida Madrid. Cuando vino el bus no pude ver el número, así que subí y le pregunté al conductor qué línea era. Este, de muy malas maneras, me dijo que lo tendría que haber mirado antes de subir y que no me lo iba a decir, así que tuve que preguntar a los pasajeros que me informaron de que no era mi número. Tras el disgusto, tuve que bajarme en la parada siguiente a esperar al mío. La gente ya no tiene respeto para nadie y menos para los mayores. PEDRO MATEO C. ZARAGOZA

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla