+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

El teléfono del lector

 

15/11/2004

CONTENEDOR REPLETO. Pasé el sábado por la noche por la avenida Goya y el contenedor de reciclaje que hay a la altura de los números 16 y 18 estaba totalmente desbordado, con grandes cantidades de papel y también basura por fuera. De hecho, los cartones ocupaban media acera, obstaculizando el paso de las personas. Me pareció que era una señal clara de que hay que aumentar la cantidad de contenedores que hay en la ciudad, porque lo que no puede ser es que los papeles se acumulen en torno a los contenedores en lugar de en su interior. T. L. ZARAGOZA

EXCREMENTOS EN LA CALLE. Vivo por el centro y a veces tengo que pasar por la calle Coso en su tramo junto al barrio de la Magdalena. Más de una vez iba andando y he tenido que esquivar excrementos de perros en la acera. Me parece una porquería y una falta de respeto total hacia el resto de vecinos de la zona. Creo que es evidente que tener un perro implica una serie de obligaciones, entre ellas el recoger sus excrementos. Porque si no se respeta ni esa mínima regla de convivencia, entonces esta ciudad acabaría totalmente sucia. S. O. ZARAGOZA

PLASTICOS EN LA CALLE. Cada fin de semana se repite lo mismo. Parece que muchos jóvenes que salen de marcha son incapaces de recoger los restos de los botellones que organizan. Hay muchas formas de divertirse, pero es que las calles del Casco Histórico acaban hechas una porquería. La plaza del museo Pablo Gargallo amanece muchos domingos con vasos de plástico, papeles y vidrios. No es aceptable que una zona céntrica y que forma parte de los itinerarios artísticos de la ciudad se ensucie así. Hay que poner remedio a estas situaciones, para mejorar la imagen hacia los visitantes y también para que los propios vecinos podamos sentirnos orgullosos al salir a pasear los domingos por la mañana. Afortunadamente llega el invierno y supongo que los jóvenes se reunirán menos en las calles. Además, los bares deberían impedir que la gente saliera con vasos de los bares, aunque sean de plástico, porque el plástico también ensucia. E. S. ZARAGOZA

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla