+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

provincia de huesca

El temporal de nieve afecta a unos 1.500 alumnos de la provincia de Huesca

Ha obligado a suspender total o parcialmente 73 rutas escolares

 

Imagen de archivo. - EL PERIÓDICO

EFE
23/01/2019

El temporal de nieve que azota especialmente a la provincia de Huesca ha obligado a suspender total o parcialmente 73 rutas escolares que han afectado a alrededor de 1.500 alumnos, según han informado fuentes del Departamento de Educación del Gobierno de Aragón.

La zona más afectada ha sido la comarca del Sobrarbe, donde se han suspendido 24 rutas con 910 alumnos transportados. 

Tampoco han podido salir cuatro rutas del Alto Gállego (Escarrilla-Biescas, Formigal-Sallent-Escarrilla-Sabiñánigo, Panticosa-Sabiñánigo y Yésero-Gavín-Biescas), además de otras seis con 122 estudiantes y 20 de la comarca de la Jacetania, y otras dos han registrado afecciones parciales, lo que ha provocado que 247 estudiantes no pudieran acceder a su centro.

Asimismo, se han producido suspensiones en 17 rutas de la comarca de Ribagorza que transportan a 170 estudiantes.

Además de estas rutas suspendidas, algunas escuelas no han podido abrir por las nevadas, como las del CRA Baja Ribagorza o los centros de La Puebla de Castro y Capella, en los que estudian 41 niños y niñas.

También ha tenido que suspender las clases el Virgen de los Ríos de Caldearenas.

En total, 110 alumnos no transportados se han visto afectados por estos cierres debido al mal tiempo en la provincia de Huesca.

El servicio provincial de Educación está en permanente comunicación con los centros y les ha enviado las instrucciones de actuación en situaciones de inclemencia meteorológica y pedido que comuniquen cualquier situación excepcional que se produzca con motivo del temporal.

También se ha solicitado a los directores de los centros que, mientras persistan las inclemencias meteorológicas, mantengan encendida la calefacción durante los fines de semana para que las aulas conserven el calor.