+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

TRIBUNALES

Un temporero se enfrenta a 9 años de cárcel por una presunta violación

El acusado dice que es inocente y que ha sido víctima de «una venganza»

 

El acusado, ayer, al comienzo de la vista oral en la Audiencia de Zaragoza, junto a la intérprete. - EL PERIÓDICO

F. V.
08/03/2019

Un temporero rumano, T. G., se enfrenta a nueve años de cárcel por la supuesta violación de una mujer de su misma nacionalidad a la que, según el fiscal, también insultó y causó lesiones. El juicio, que ayer empezó en la Sección Sexta de la Audiencia de Zaragoza, continuará el próximo 27 de marzo.

Los hechos se remontan al 20 de maro del 2017 y tuvieron lugar en un camino rural del municipio de Ricla, en la provincia de Zaragoza. Según el ministerio público, el acusado asaltó a una mujer que, al igual que él, trabajaba en labores agrícolas.

La víctima, que declaró por videoconferencia (sin imágenes) desde Rumanía, aseguró que T. G. la llevó a la fuerza hasta un colchón colocado debajo de un árbol y que, una vez allí, sujetándola con fuerza del cuello, le quitó los dos pantalones y las bragas que llevaba y la penetró vaginal y analmente.

La trató con mucha violencia, le propinó incluso un puñetazo y le produjo unas lesiones de las que tardó «más de 15 días» en curarse.

Sin embargo, el imputado declaró que las relaciones sexuales fueron mantenidas de común acuerdo y que ella le denunció ante la Guardia Civil «como venganza» porque él se negaba a pagar cierta cantidad de dinero que le exigía una mafia por haberle facilitado su trabajo como temporero.

El abogado defensor, Marcial Serrano, solicitará la absolución alegando que no hubo violencia y que fue una relación consentida. De hecho, señaló que en los pantalones de la denunciante apareció semen de dos hombres distintos, uno del acusado y otro de un varón distinto, tal y como arrojó el análisis del ADN realizado en un laboratorio.

Estos extremos fueron tajantemente negados por la mujer, que subrayó que ella no había mantenido relaciones con otro hombre y relató, a preguntas del fiscal, que había sufrido lesiones en distintas partes del cuerpo.

El juicio, que ayer se centró exclusivamente en la declaración del imputado y de la denunciante, continuará el día 27 de este mes con las declaraciones de los testigos y la presentación de las pruebas periciales, que serán claves para determinar la autoría del hecho.