+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Un tiempo primaveral acompaña a los Magos de Oriente a su paso por Aragón

Suaves temperaturas en toda la comunidad han animado a mayores y pequeños

 

Un tiempo primaveral acompaña a los Magos de Oriente a su paso por Aragón - CHUS MARCHADOR

EFE
05/01/2018

Más fotos

Cabalgata de Reyes 2018.

Ver galería completa

Cabalgata de Reyes 2018.

Ver galería completa

Cabalgata de Reyes 2018.

Ver galería completa

Miles de personas se han echado esta tarde a las calles de pueblos y ciudades de Aragón aprovechando las agradables temperaturas para recibir a los Reyes Magos de Oriente, que han estado reivindicativos en Teruel, de cuento en Huesca y que han llevado hasta Zaragoza los fantásticos viajes que imaginó Julio Verne.

Los Reyes Magos han llegado a la capital aragonesa rodeados por un gran séquito de pajes y personajes salidos de las historias del visionario escritor francés Julio Verne, que han trasladado a los asistentes a lugares tan fascinantes como el centro de la tierra, el fondo del mar y hasta la luna.

Y junto a estos personajes y criaturas fantásticas, los más esperados, sus Majestades de Oriente, que han emocionado a los miles de niños que esperaban impacientes su llegada a la ciudad, en un recorrido que ha comenzado en el Paseo María Agustín y que, tras recorrer las calles más céntricas, ha concluido en la Plaza del Pilar con el tradicional saludo desde el balcón del Ayuntamiento.

Una gran estrella de Oriente en forma de globo que han portado unos misteriosos seres zancudos, seguidos por pequeñas estrellas patinadoras, ha sido como cada año la encargada de guiar a la cabalgata en su recorrido por la capital aragonesa.

"Veinte mil leguas de viaje submarino" ha sido la temática escogida para abrir este tradicional desfile en Zaragoza, cuyas calles ha recorrido el mismísimo submarino Nautilus, rodeado por unos metálicos animales marinos que han acompañado al primero de los Reyes Magos, el esperado rey Melchor.

Muy reclamado también por los pequeños, Gaspar ha estado rodeado del imaginario de "La vuelta al mundo en ochenta días", con un séquito llegado desde la China y desde la India, con una imponente carroza de elefante.

Y la parte más animada ha llegado con el tercero de los reyes, Baltasar, acompañado por un mago a bordo de un globo aerostático y de un grupo de carrozas que homenajean a África y a la novela de Julio Verne "Cinco semanas en globo".

Malabares con fuego, acróbatas, bailarinas de danza oriental y dioses egipcios han puesto el broche final a la cabalgata zaragozana, ante la ilusionada mirada de miles de niños y adultos que han esperado, en algunos casos, más de una hora para saludar en primera fila a Sus Majestades de Oriente.

Los Reyes Magos han querido comenzar su trayecto por la ciudad de Teruel con una visita a las obras del Parque del Carrel, un espacio muy reivindicado por los vecinos del barrio.

Sus Majestades de Oriente se han encontrado con una inusual estampa por estas frías latitudes, donde hoy se han superado los 14 grados de máxima, con terrazas repletas de clientes a la espera del paso de la comitiva, y un animado ambiente de tarde primaveral.

Una comitiva en la que los tres reyes han estado acompañados de una pareja especial, los gigantes Diego e Isabel, que por primera vez se han incorporado a la cabalgata para despedir el 800 aniversario de la leyenda de los Amantes y con motivo de lo cual se han repartido piruletas con forma de corazón, que han hecho la competencia al jamón de Teruel que la Denominación de Origen ha repartido en distintos puntos del recorrido.

En Huesca nada ha hecho esta tarde presagiar la borrasca y el cambio de tiempo que se avecina para mañana y también aprovechando las suaves temperaturas los oscenses, familias enteras, mayores y muchos jóvenes, no han querido perderse la ocasión de salir a recibir a estos Magos repletos de ilusión y regalos.

Animales ficticios y reales se han intercalado en esta cabalgata de fantasía, dedicada al juego y la ilusión en la que han participado más de trescientas personas que han entretenido a los cientos de personas que han abarrotado las calles de Huesca para hacer más amena la espera de los queridos Reyes Magos.

Tampoco han dejado de visitar como cada año la espectaculares pistas de esquí del Pirineo oscense repletas de nieve que no han querido dejar de aprovechar para lanzarse cuesta abajo en esquís, antes de iniciar un aún más vertiginoso viaje en el que guiados por una luna en cuarto menguante y miles de estrellas les llevará por miles de hogares de todo Aragón.

Diez mil días informando

Suplemento especial del 3 de junio de 2018 con motivo del número 10.000 de El Periódico de Aragón.