+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

OPERACIÓN DE LA GUARDIA CIVIL

Un traficante de ‘speed’ se muda a Mediana de Aragón y es detenido

Le fueron intervenidos 256,7 gramos de esta droga en un congelador

 

Los investigadores hallaron 256 gramos de speed en un congelador. - GUARDIA CIVIL

L. M. G.
28/03/2019

Ni una mudanza a Mediana de Aragón salvó a un supuesto traficante de speed de ser localizado y detenido. La Guardia Civil le seguía el rastro desde el pasado mes de enero en Fuentes de Ebro, donde los investigadores sospechaban que este hombre de 51 años había habilitado su vivienda en esta localidad zaragozana como un punto de venta de estupefacientes. Aunque L. M. S. cuenta con antecedentes penales, el juez decretó su puesta en libertad.

Durante la mañana del martes, los agentes del puesto del instituto armado en Fuentes de Ebro localizaron a esta persona en las proximidades de una estación de servicio, acompañado de otro varón. Ambas personas, al percatarse de la presencia de los agentes, se marcharon apresuradamente del lugar. En ese momento fueron identificados e inspeccionados los efectos que portaban, hallando en las pertenencias del que estaba siendo investigado por la Guardia Civil, 16 gramos de speed, ocultos en dos paquetes de tabaco y 20 gramos de hachís que portaba en el bolsillo del pantalón. En el interior de la cartera portaba 290 euros en billetes de 20 y 50 euros.

Por este motivo, se procedió a la detención de este varón de 51 años y nacionalidad española, siendo trasladado a dependencias oficiales de Fuentes de Ebro. Poco después, la Guardia Civil realizó un registro en el domicilio de Mediana de Aragón del detenido, donde se localizaron, distribuidas por diferentes estancias de la vivienda, 256 gramos de speed, 55 gramos de hachís, 10 gramos de marihuana, 14 gramos de sustancia de corte, cuatro básculas de precisión, tres picadoras de marihuana y ocho teléfonos móviles.

Con esta actuación, la Guardia Civil considera desmantelado un punto de venta de sustancias estupefacientes que afectaba a las localidades de Fuentes de Ebro y Mediana de Aragón.