+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

POLÍTICA CULTURAL.

La trashumancia será declarada Bien de Interés Cultural

Sale a información pública su catalogación como bien inmaterial.

 

Rebaños en Zaragoza. -

M. NAVARCORENAM. NAVARCORENA 05/01/2011

El Gobierno de Aragón ha iniciado el expediente para declarar Bien de Interés Cultural (BIC), como bien inmaterial, la trashumancia. Para ello, ha abierto un periodo de información pública para que cualquier persona pueda examinar el procedimiento administrativo seguido durante el plazo de un mes. El director general de Patrimonio Cultural, Jaime Vicente, informará de esta decisión al Museo de la Trashumancia, ubicado en el municipio turolense de Guadalaviar.

La Ley del Patrimonio Cultural Aragonés ya recoge en uno de sus apartados la declaración como BIC de "los bienes más relevantes, materiales e inmateriales" de dicho patrimonio, entre ellos, "las actividades tradicionales que contengan especiales elementos constitutivos del patrimonio etnológico de Aragón".

Y el Gobierno de Aragón entiende que el todavía vigente traslado del ganado desde las dehesas de verano a las de invierno, y viceversa, no es una mera actividad sino "una manera de vivir dentro de una economía de subsistencia tradicional en la cual la interrelación del hombre y el medio bioclimático es total". De manera que esta forma errante de explotación ganadera afecta a todos los aspectos de la vida de los ganaderos, pastores y sus familias.

LOS ARGUMENTOS Desde el Departamento de Educación, Cultura y Deporte se argumenta que en Aragón, la trashumancia ha articulado las relaciones entre la montaña y el llano, entre los Pirineos y el valle del Ebro, así como entre las serranías ibéricas turolenses con su entorno próximo y lejano, el Levante, La Mancha y Andalucía, especialmente.

Por lo que se ha tejido una "tupida y extensa red de comunicaciones llamadas vías pecuarias, que en Aragón reciben el nombre de cabañeras, y ha dado lugar a diferentes construcciones arquitectónicas auxiliares". Además, ha servido para entablar un intercambio económico, social y cultural de primer orden a lo largo de la historia, "que se ha manifestado en las costumbres, la literatura oral, el lenguaje, las fiestas, las creencias, la música, el folclore, los juegos, la indumentaria y la gastronomía, así como en los numerosos oficios vinculados a la actividad trashumante".

En cuanto a sus orígenes son prehistóricos en la península, aunque, tal y como se explica en el BOA de ayer, alcanzaron su esplendor en la Edad Media con el desarrollo de la Mesta, organización ganadera y económica, que se inicia formalmente en tiempos de Alfonso X el Sabio, en 1273. La de Albarracín junto con la Casa de Ganaderos de Zaragoza fueron las instituciones más importantes del Reino de Aragón.

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla