+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Grandes infraestructuras

Los trenes dejarán mañana de pasar por Oliver y Valdefierro

  •  

    Vecinos de Oliver cruzan las vías donde se produjo el último atropellamiento, el pasado agosto. - Foto:ANGEL DE CASTRO

    JORGE ALONSOJORGE ALONSO 04/04/2003

    Los vecinos de Oliver y Valdefierro se liberarán del ferrocarril esta misma noche y ya no verán ni un solo tren cruzando sus barrios el sábado. Así lo tiene decidido la compañía Renfe, que ya ha dado orden a los maquinistas y ha informado a todo el personal de la línea Zaragoza-Teruel-Valencia de que los convoyes entrarán y saldrán de la capital aragonesa por la Ronda Sur de mercancías. Como anunció el exministro de Fomento Rafael Arias Salgado en la pasada legislatura.

    Esta decisión acabará en menos de 24 horas con una de las cicatrices ferroviarias de la ciudad, que de suponer una barrera que divide el barrio de Oliver en dos pasará a convertirse en un corredor verde para el disfrute vecinal. Sin embargo, la conversión de la vía deberá esperar bastante tiempo: el proyecto está incluido en el llamado convenio del AVE como una actuación no prioritaria, por lo que carece no sólo de dinero sino incluso de un calendario de ejecución. Además, el consistorio sólo dispone de un avance del diseño, encargado a un equipo de profesionales de Zaragoza y entregado en el 2000.

    SEGURIDAD Fuentes oficiales de Renfe apuntaron que los ocho trenes de pasajeros y los seis de mercancías --siete por sentido de circulación-- que cruzan a diario ambos barrios zaragozanos pasarán a circular por la Ronda Sur, justo en el tramo en el que la circunvalación está desdoblada. La conexión de la vía de Teruel con el anillo ferroviario ya está probado y el enclavamiento de regulación del tráfico no da problemas.

    La medida redundará también en la propia seguridad y tranquilidad de los vecinos, puesto que se desviará el convoy diario de butano procedente de Tarragona que cruza la ciudad para llegar a unos macrodepósitos situados en una planta a las afueras de María de Huerva.

    2,4 KILOMETROS Los aproximadamente 2,4 kilómetros de vía entre el Canal Imperial de Aragón y la carretera de Logroño se convertirán en un paseo verde, similar al de Gran Vía. Su reconversión necesita una inyección económica de más de 18 millones de euros --3.000 millones de pesetas--, pero las instituciones que forma parte de la sociedad Zaragoza Alta Velocidad 2002 no lo consideran prioritario. Esto implica que se deberá esperar unos cuantos años para que sea una realidad.

    La eliminación del tráfico ferroviario garantizará construir una tubería bajo las actuales vías para mejorar el abastecimiento de agua potable de los vecinos de Oliver. Este barrio, al igual que el de Valdefierro y Miralbueno, ganará en permeabilidad y comunicaciones con la ejecución de los nueve pasos transversales, diseñados ya en superficie. También se eliminarán las barreras.

    Diez mil días informando

    Suplemento especial del 3 de junio de 2018 con motivo del número 10.000 de El Periódico de Aragón.

       
     
  •