+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Las 43 nuevas calles de Zaragoza (31)

El triunfo del recuerdo a una partera medieval

 

María Eugenia CarreyMaría Eugenia Carrey 07/04/2009

Si hay algún nombre poco conocido que a partir de ahora aparecerá en el callejero de Zaragoza es el de Madrina Salinas. Esta mujer, una partera del siglo XV muy afamada en la Zaragoza de aquella época, sustituirá en los mapas a otro personaje que tampoco suena mucho a los ciudadanos, el de capitán Godoy, cuya calle se encuentra en el barrio de Las Fuentes.

Los honores a Eliseo Godoy Beltrán (1912-1938), maestro y militar franquista, quedarán relegados a su pueblo. Este hombre nació en el municipio de Moyuela, en la provincia de Zaragoza, donde da nombre a un colegio y donde se le considera uno de los hijos ilustres del pueblo por su "trayectoria comprometida" con la educación, que le venía de familia. Su padre fue maestro en el municipio durante 30 años y él cursó estudios de Magisterio y Derecho. Con 20 años estaba preparando oposiciones a abogado del Estado. Fue maestro en Casablanca y Las Fuentes. Se incorporó a filas en 1936 y murió dos años después con el grado de capitán. Le dieron la Cruz Laureada de San Fernando. "En el consistorio no se ha hablado de retirar su nombre", asegura el alcalde de la localidad, Manuel Lázaro, al ser preguntado por la figura de este hombre, que también da nombre a un colegio de la capital aragonesa.

Hay que retroceder muchos años atrás, siglos, para intentar conocer quién fue la mujer que dará nombre a la calle de Las Fuentes. Sin embargo, Madrina Salinas era una mujer muy conocida en la época en que las mujeres daban a luz en sus hogares y eran asistidas por otras féminas que se especializaban de una forma práctica en el parto. Y por eso la palabra madrina.

Las madrinas eran las mujeres que en Aragón atendían al parto, una palabra que se utilizaba como sinónimo de partera, aunque exclusivamente en la comunidad aragonesa. Además de cuidar a las embarazadas, atender en los partos a la madre y a la criatura, y dedicarse al cuidado de los niños, las madrinas llevaban adelante pruebas periciales y dictaminaban en casos de pérdida de virginidad, bien fuera por accidente, bien fuera por violación o por otras causas. Seguían el método de los artesanos, basado en la observación, la repetición, el acompañamiento de alguien con mayor pericia.

La Madrina Salinas era una profesional querida y respetada en la ciudad de fines del siglo XV. Atendía a nobles y a plebeyos, dirigía las operaciones y se tienen documentos de su trabajo en torno a los años 1478-1490. Fue la primera en describir por escrito un parto instrumentalizado. Habitó junto al Mercado. Y el día de su fallecimiento se estableció un día de luto oficial. Por eso esta mujer, que ayudaba a que la vida viera su luz, seguirá viviendo en el callejero.

Calle Madrina Salinas
Fue una obstetra zaragozana del siglo XV. Atendía a nobles y a plebeyos. Dirigía las operaciones y era muy querida y respetada en la ciudad. Se tienen documentos de su trabajo en torno a los años 1478-1490. Fue la primera en describir por escrito un parto instrumentalizado. Vivió junto al Mercado. El día de su fallecimiento se estableció un día de luto oficial.

Sustituye a: calle Capitán Godoy Beltrán
Eliseo Godoy Beltrán nació el 15 de mayo de 1912 en el municipio zaragozano de Moyuela, donde su padre ejerció como maestro durante 30 años. Curso estudios de Magisterio y Derecho y ejerció como profesor en varios colegios de Zaragoza. En 1936 se incorporó a filas por el bando franquista y murió un año más tarde.