+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

GRANDES INFRAESTRUCTURAS EN ARAGÓN

El túnel más inteligente

El paso subterráneo de Caldearenas, estrenado esta semana, se apaga si no detecta la presencia de vehículos y soportaría sin agrietarse incendios prolongados como el trágico del Mont Blanc en 1999

 

Interior del túnel, con una fila de leds arriba y las luminarias azules laterales que marcan la distancia a mantener. - ÁNGEL DE CASTRO

Boca de entrada al túnel de Caldearenas. - MINISTERIO DE FOMENTO

D. L. G.
24/03/2019

Hace tiempo que las nuevas tecnologías proporcionan a las grandes obras en infraestructuras el ingenio de quienes aportan un plus al desafío de llevar una carretera por donde parece imposible. Túneles hay muchos en España y en todo el mundo, y el de Caldearenas, estrenado el pasado jueves en la Autovía Mudéjar (A-23), era el más largo de los que estaban en construcción en el país, con 2.997 metros, y ahora que se ha inaugurado pasa a ser el número 15 en un ránking nacional que lidera otro aragonés, el de Somport, con 8.608 metros.

Pero Caldearenas añade muchas de las mejoras tecnológicas del mercado que demuestran a veces que las malas experiencias del pasado sirven para aprender y ganar en seguridad y ahorro. Como el revestimiento que cubre el interior del túnel. Desde que sucediera el trágico incendio en el de Mont Blanc en 1999, en el que murieron 39 personas, se ha buscado la forma de que el cemento no se agrietara durante la exposición prolongada a las altas temperaturas. Ahora los ingenieros aseguran que sería imposible que se produjeran los desprendimiento que sepultaron a vehículos y conductores.

También las mejoras pueden suponer un ahorro económico, como la que proporcionará la iluminación de este túnel de Caldearenas. Por la tecnología led empleada y por un sistema de sensores de movimiento y de control centralizado de cada una de las luminarias. Estas pueden adecuar su intensidad lumínica hasta a «26 escenarios distintos», en las bocas de entrada y en el interior, en función de las necesidades. Incluso a mantenerlo apagado y solo encenderse cuando detecte la presencia o aproximación de un vehículo.

Esta mejora permite «optimizar el consumo eléctrico y disponer al día del estado del ciclo de vida» pero también reducir la factura. Hay muchos túneles que siguen usando la iluminación tradicional, y todos esos puntos de luz no solo gastan más sino que, además, tienen que estar las 24 horas encendidas al máximo rendimiento que dan. Ahora se regula en tiempo real e incluso se pueden apagar si no son necesarias.

Otra de las novedades ya en cualquier túnel es el denominado «hilo de Ariadna», que es «una barandilla situada en el hastial donde se encuentran los refugios que dan paso a las galerías de evacuación, que sirve de guía a los usuarios y permite conectar el hilo de vida de los bomberos». Incluso en condiciones de nula visibilidad les permite saber a qué distancia están del anclaje. A eso se añaden las cámaras térmicas que Caldearenas incluye, «para visualizar el interior del túnel en un ambiente con humo».

Por otra parte, todos los cableados de equipamientos y alimentación eléctrica discurren embebidos en el hormigón de revestimiento, con lo que todo el interior es diáfano. E incluye un «sistema de comunicaciones mediante cable radiante que permite soportar frecuencias de los distintos servicios que han de actuar en caso de emergencia». Más seguridad. Además, es capaz de apagar un incendio con el agua que previamente recoge el túnel. «Dispone de un sistema de recuperación del agua de drenaje del trasdós del túnel, que se vierte a un depósito desde el que, mediante un sistema de distribución, suministra agua a todos los túneles de Monrepós para garantizar la disponibilidad a los bomberos en caso de emergencia».

Pero si por algo es «pionero» este túnel es por los «apartaderos de geometría singular con un ángulo de desvanecimiento muy agudo de 2,86 grados en el sentido de tráfico para la prevención de choques frontales». Y la propia iluminación ayuda a que no se den por alcance. Un sistema de «guiado con alternancia de hublots azules» indican la distancia de separación a mantener entre vehículos». Una referencia entre luces blancas que llama la atención nada más entrar.