+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

discutido proyecto empresarial

UGT cree que Mina Muga podrá impulsar «el reequilibrio territorial»

La explotación espera generar 800 puestos de trabajo en las Cinco Villas. La inversión prevista en su origen es de más de 540 millones de euros

 

Uno de los sondeos de investigación para detectar potasas realizados en la zona donde se instalará Mina Muga. - GEOALCALI

EL PERIÓDICO
08/06/2019

UGT le ha dado esta semana su visto bueno al proyecto Mina Muga que la empresa Geoalcali impulsa en el límite entre Navarra y Aragón, cuya autorización medioambiental conocida el pasado jueves supondrá «un importante impulso al empleo comarcal y a reequilibrio territorial de Navarra», según apuntó el sindicato.

UGT-FICA celebró la concesión por parte del Ministerio para la Transición Ecológica de una declaración de impacto ambiental positiva al proyecto para la extracción de potasa en un proyecto ubicado en los términos municipales de Sangüesa y Javier (Navarra) y Undués de Lerda y Urriés (en la comarca de las Cinco Villas). A su juicio «supone el espaldarazo definitivo para una iniciativa que contribuirá de forma decisiva al desarrollo del tejido productivo de la zona de Sangüesa».

Con una inversión prevista de más de 540 millones de euros, se estima que Mina Muga creará 800 puestos de trabajo directos con su entrada en funcionamiento y otros 1.000 más durante la fase de construcción de la planta de tratamiento.

Teniendo en cuenta que el número total de parados en la zona ascendía el pasado mes de mayo a cerca de 650 personas, la puesta en marcha de esta iniciativa puede suponer un importante impulso hacia el reequilibrio territorial en la zona, aseguró el sindicato.

sector residual / Por otra parte, UGT-FICA resaltó que la autorización y puesta en marcha de este proyecto representa también la «recuperación y consolidación» del sector minero en unas comunidades, que tras el cierre de Potasas había quedado en una actividad residual», lo que impulsará la «diversificación» del tejido productivo y reforzará la industria en los subsectores que trabajan con este mineral.

Además, UGT-FICA consideró que la declaración de impacto ambiental y las medidas protectoras y correctoras que conlleva «garantizan la plena compatibilidad del desarrollo de la actividad con la protección del medio natural, que debe ser una de las bases del nuevo modelo productivo moderno, eficiente y sostenible por el que apuesta nuestro sindicato». Hasta el momento en las comarcas afectadas por esta instalación ha primado un sentimiento de ambigüedad hacia el proyecto empresarial.

Ha sido muy activa en sus críticas la plataforma ciudadana que se creó contra la explotación. Entre sus miedos y dudas detallaron ante las Cortes de Aragón que la inciativa minera no se adaptaba al contexto geológico en el que se iba a desarrollar porque «infravalora» el riesgo de hundimiento de las galerías, la posible aparición de «procesos sísmicos inducidos» y la afección a la «estabilidad de las laderas».

También se presentaron decenas de alegaciones a a la explotación y se elaboraron informes por parte de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) e Instituto Geográfico Nacional (IGN), en los que se aseguraba que el proyecto planteado por Geoalcali no tenía suficientemente en cuenta las interacciones con el embalse de Yesa y sus laderas. El ministerio exigió a Geoalcali la redacción de un compromiso encaminado a resolver las graves deficiencias detectadas

TRANSPARENCIA

Además, para responder a cualquier crítica, Geoalcali mostró esta semana su compromiso con el desarrollo del proyecto «desde el máximo respeto medioambiental y una total transparencia y rigor en la información pública, tal y como viene realizando desde su inicio». En Mina Muga, el mineral de potasa será extraído por medio de una mina convencional (subterránea) de cámaras y pilares. Producirá hasta 500.000 toneladas anuales de potasa durante la primera fase de desarrollo del proyecto.

   
2 Comentarios
02

Por jose anel 13:13 - 08.06.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Completamente de acuerdo, únicamente queda la bocamina en Aragón, a unos 2 km de Urdués de Lerda. El complejo minero lo han llevado justo a la frontera de Aragón dejando los "depósitos salinos", para que nos entendamos, las escombreras a tan solo 200 m. de Aragón. De este modo todo el benéfico posible queda en Navarra y las afecciones a los acuíferos, la posible salinización y el tratamiento de los subproductos y residuos que se generen. Los alejan al máximo de Navarra. En Aragón parecemos tontos.

01

Por sloz 11:40 - 08.06.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Una vez más expoliados por nuestros vecinos. Esta vez no son recursos culturales e historicos por parte de Cataluña, en este caso son recursos naturales por los navarros. Ya que sacarán los recursos naturales y se los llevarán a Sanguesa donde realmente se invertirá con la construcción de la planta de tratamiento y el resto de instalaciones

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla