+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

HOSPITAL MIGUEL SERVET de zaragoza

Urología regresa a la 4ª planta con instalaciones renovadas

El servicio fue trasladado por las obras de salud mental

 

Los operarios, el pasado viernes, pulían los últimos detalles. - ÁNGEL DE CASTRO

EL PERIÓDICO
15/01/2018

El servicio de Urología del hospital Miguel Servet de Zaragoza vuelve hoy a su emplazamiento original, en la 4º planta del centro, y lo hace con unas instalaciones renovadas. El área va a contar a partir de ahora con duchas en todas las habitaciones —antes solo se disponía de unas comunes para toda la planta— y, además, se han reformado techos, realizado saneamiento de toda la fontanería y cambiado la instalación eléctrica, logrando que sea más luminosa y más eficiente.

Urología fue trasladado el pasado verano porque debía dejar libre su área para ser utilizada como planta colchón por las obras de la unidad de hospitalización de agudos (salud mental) para el servicio de Psiquiatría. Este proyecto se realiza en la planta 3ª del ala B del hospital general, por lo que era preciso dejar libres las plantas que quedan justo debajo y encima (2ª y 4ª), como medida de seguridad y para evitar riesgos y ruidos.

Durante este tiempo, en esos espacios libres se han acometido varios trabajos menores, pero que han supuesto poder renovar estos dispositivos y dotarlos de una mayor comodidad tanto para pacientes como para los propios trabajadores. La vuelta de Urología a la 4º planta hará que el lugar que ha ocupado transitoriamente hasta ahora se destinará al hospital de semana y a un área de hospitalización.

«Afortunadamente hemos pasado la fase más crítica de las obras y que nos obligaban a vaciar dos plantas», explicó José Manuel Aldámiz, gerente del Sector Sanitario Zaragoza II.

Asimismo, la parte de la 2ª planta que fue también desalojada, donde se situaba la unidad de reanimación , ha sido reformada con un cambio de techo, nueva iluminación, pintura o adecuación de espacios comunes. Esta se empezará a utilizar en los próximos días. «Este tipo de trabajos menores han supuesto unas mejoras evidentes que van a aumentar el confort en el área», añadió Aldámiz. El coste de los mismos ha ascendido a 250.000 euros.

Por su parte, las obras de la nueva unidad de salud Mental continúan al ritmo adecuado y se prevé que para el próximo verano finalicen si todo trascurre con normalidad. El consejero de Sanidad, Sebatián Celaya, comentó el pasado jueves en su comparecencia en las Cortes que para «finales de mayo» podrían estar terminadas. «El buen ritmo de los trabajos en la tercera planta es una buena noticia», añadió el gerente del sector II. También han empezado los trabajos esta semana en uno de los pabellones del Psiquiátrico.

Diez mil días informando

Suplemento especial del 3 de junio de 2018 con motivo del número 10.000 de El Periódico de Aragón.