+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Las 43 nuevas calles de Zaragoza (27)

Una vía para un orgulloso costalero

 

Eva NavarroEva Navarro 01/04/2009

Pocas veces una persona ostentó tantos cargos relacionados con la Semana Santa. Una responsabilidad que, a juzgar por las palabras de quienes lo conocieron, no fue sino la simple y pura evolución de quien vivía por y para esta festividad religiosa y por las tradiciones de Aragón. Domingo Figueras Jariod es uno de los nombres que se incorporan al callejero zaragozano, en sustitución, de nuevo, de un militar franquista, en este caso, el teniente coronel Pueyo. La de este soldado es una calle pequeña, alejada de los pasos de Semana Santa con los que Domingo Figueras tanto disfrutaba, pero muy cercana a uno de los puntos neurálgicos y de visita obligada de la ciudad: la Aljafería.

A juzgar por las palabras de quienes lo conocieron, Figueras fue una persona muy «comprometida» con todo aquello a lo que decidió consagrar su vida. Y fue precisamente la pasión que sentía por sus pequeñas cosas la que le condujo a convertirse en miembro de la Guardia Romana, Cetro General Honorario de la Procesión del Viernes Santo, Hermano de Honor de las cofradías de Zaragoza y de otras cinco localidades y pregonero de la Semana Santa del 2005. Ahí queda todo dicho.

Domingo Figueras siempre ayudaba a todo aquel que le pedía colaboración, «aunque él siempre decía que sus hermandades eran la Sangre de Cristo, de quien vestía habitualmente, y la cofradía de Jesús el Nazareno, porque fue la primera en la que participó por ser de la zona de San Miguel», explica su hijo, Domingo Figueras Gil. Fue precisamente este interés por ayudar uno de los motivos por los que Figueras fue elegido pregonero de su Semana Santa, una elección que vivió «con mucha ilusión y nervios, porque él estaba acostumbrado a hablar con los cofrades de tú a tú y para él no era lo mismo organizar que ser quien inauguraba la etapa de procesiones», rememora Domingo Figueras hijo.

La familia vive la decisión del ayuntamiento con «orgullo». Al parecer, una asociación se puso en contacto un tiempo después de su muerte en noviembre para plantearles la candidatura. Algo que sorprendió a sus hijos y esposa, Francisca Gil, aunque ya se sabía que Figueras era una persona muy valorada después de que se le concediese la medalla de Plata de la ciudad a petición del PP y con la aprobación unánime de todos los partidos. «Pero nunca podíamos creer que alguien se preocupase tanto por una persona anónima», concluye Domingo Figueras hijo.

Calle Domingo Figueras
Quienes aman la Semana Santa zaragozana tienen en su memoria la figura de Domingo Figueras Jariod por su contribución al desarrollo de esta festividad religiosa. Su muerte en noviembre del 2008 no desluce la figura de une persona que fue miembro de la Guardia Romana, Cetro Honorario de la Procesión del Viernes Santo y pregonero del 2005.

Sustituye a: calle Teniente Coronel Pueyo
Del Teniente Coronel Pueyo se sabe que fue un militar fascista que combatió en la Guerra Civil y que fue reconocido por Franco como un destacado soldado. Varios de sus compañeros en esta trágica contienda, como fueron el capitán Portolés, el capitán Godoy o el comandate Santa Pau comparten callejero con él.