+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

OPERATIVO EN HUESCA

Voluntarios mexicanos se unen a la búsqueda del desaparecido

El rastreo se prolonga ya una semana, con unos 400 participantes. La familia mantiene la esperanza de hallarlo vivo porque tiene «recursos»

 

Operativo de la Guardia Civil. -

EL PERIÓDICO
11/08/2019

Un grupo de voluntarios que han viajado desde México hasta España se incorporaron ayer a la búsqueda de Jesús Ríos, su compatriota de 71 años desaparecido hace una semana cuando realizaba una excursión en la localidad oscense de Vió.

La búsqueda, en la que han participado desde el pasado sábado unas 400 personas, se ha centrado en la zona de Morillo de San Prieto, de norte a sur, Boltaña, Puyarruego, Gallisue y Escalona, aunque ahora se baraja la posibilidad de que el hombre tomara dirección hacia Yeba por el monte de Navaín, rodeándolo por una senda en su falda norte e incluso que haya pasado por la población de Ascaso, informaron a Efe fuentes de la investigación.

El capitán de la Guardia Civil Arturo Notivoli, responsable de las pesquisas, se desplazó ayer por la mañana hasta la localidad de Vió para hablar personalmente con la familia del desaparecido y presentarles a la persona que se va a hacer cargo a partir de ahora de las investigaciones. Se trata de la teniente adjunta de la Tercera Compañía de Graus, Yolanda Sánchez.

ESPERANZAS

 Daniel Benito, yerno de Jesús Ríos, mantiene la esperanza de encontrarlo con vida porque se trata de una persona «muy fuerte» y porque cree que es «capaz de aguantar mucho porque tenía muchas reservas y muchos recursos» y alimentarse de insectos o plantas.

En la búsqueda han participando especialistas de Montaña de los Grupos de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM) de la Guardia Civil de Jaca, Boltaña, Panticosa, Roncal, Pamplona, Viella y Benasque, agentes de seguridad ciudadana y de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón, bomberos, varios perros especializados en la búsqueda de personas, montañeros, cazadores y voluntarios conocedores de la zona, a los que ayer se unieron los mexicanos.

Los equipos de búsqueda también disponen de cuatro drones altamente equipados, uno de ellos con cámara térmica, para buscar en función de la temperatura y que también puede detectar un móvil aunque no lleve tarjeta, y que han realizado hasta 9 horas de vuelo durante los días en los que ha estado participando en el operativo.