+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

terrorismo

El yihadista detenido en Zaragoza fijó La Aljafería como objetivo del Daesh

Difundió una foto que realizó de la sede de las Cortes con la bandera del EI. Permanece en prisión provisional, aunque negó ante el juez la acusación

 

Símbolo del autodenominado Estado Islámico frente al palacio de La Aljafería de Zaragoza. - EL PERIÓDICO

L. M. G.
16/02/2019

En el 2016 el Daesh o Estado Islámico (EI) hizo público un mapa en el que aparecen en negro –color de su bandera– los territorios que planean unificar en el futuro en su califato y en el que se incluía Portugal y España. Lo completaban una serie de fotografías realizadas en determinados edificios que consideran «invadidos por los infieles» entre los que estaba el palacio de La Aljafería, sede las Cortes de Aragón. La Guardia Civil ha podido determinar que el autor de dicha instantánea es Maroiane B., el joven de 25 años, detenido el pasado 29 de enero en Zaragoza. Casualmente, residía en la avenida Madrid número 21, a escasos metros de este edificio institucional.

La investigación realizada por los agentes determinó que este joven marroquí se autorradicalizó a partir del año 2011, a través del consumo de material yihadista que hacía a través de internet. Desde entonces, su actividad se intensificó de manera exponencial en cuanto a la calidad de sus acciones.

De este modo, en el 2014, con la aparición internacional del EI, Maroiane B. juró fidelidad públicamente a esta organización terrorista. Fue en ese mismo año cuando, en una clara llamada de atención con la causa yihadista y, queriendo mostrar la implicación de distintos integrantes de esta organización en España, realizó la fotografía en la que mostraba una bandera de Daesh cuyo fondo tenía el palacio de la Aljafería.

Este hecho concreto, según la Guardia Civil, fue objeto de un especial seguimiento a nivel nacional por la novedad que constituía y el atrevimiento mostrado por el actuante, que no dudó en adherirse a las campañas internacionales de apoyo a propaganda del EI. De forma paralela ha llevado adelante un amplio muestrario de amenazas a los países europeos a través de internet.

Según los investigadores, los últimos años ha tenido acceso y ha recopilado material yihadista de gran crudeza y violencia procedente de los medios oficiales del EI. De esta manera, en los dispositivos analizados por el instituto armado se encontraron aproximadamente unos 40.000 archivos relacionados con esta materia y se ha detectado que toda su actividad la llevó a cabo haciendo uso de las más estrictas medidas de seguridad, empleando múltiples perfiles y correos electrónicos, además de software específico para la navegación segura y anónima. Todo ello con la finalidad de evitar ser detectado.

Actualmente era usuario activo de varios foros yihadistas en internet, lugares donde, con una gran seguridad, mantenía contactos con otros yihadistas y accedía a manuales y contenidos para la fabricación y empleo de armas y explosivos. Su actividad era meramente cibernética, ya que se ha hallado en su poder documentación que justificaba la realización de actividades a favor del terrorismo de Daesh, una cuestión con la que aparentaba estar obsesionado. Nació en Agdal (Marruecos) aunque en las redes sociales decía ser originario de Gaza en apoyo al pueblo palestino frente a los judíos, a los que comparaba en imágenes con Adolf Hitler. Así se presentaba Maroiane B. en su perfil público de Facebook había subido fotografías de partidarios del IS enarbolando banderas del mismo frente a policías alemanes, soldados del IS en lucha o una fotografía con un burro teñido con la bandera francesa con motivo de los atentados de París en el 2015.

Maroiane B. llegó a España en el año 2010 y fue acogido en un centro de menores extranjeros no acompañados (menas). Allí conoció a su compañero de piso hasta el momento del arresto, quien, en una entrevista a este diario, reconoció que estaba sorprendido por la detención. «Es verdad que estaba mucho tiempo metido en el ordenador, pero jugando a uno de esos juegos del que estaba enganchado», destacó, mientras recordaba cuando veían noticias de atentados que ambos los calificaban de «locura».

Maroiane B. permanece en la cárcel madrileña de Soto del Real desde el pasado 31 de enero. Así lo decretó titular del Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno Chamarro. Según fuentes del entorno del detenido, este mantiene que es inocente y que no tiene nada que ver con el terrorismo yihadista. De hecho, mantiene, en su descargo, que tenía un trabajo estable en una multinacional del sector del mueble, que consume alcohol y que tiene una novia de origen nicaragüense con la llevaba varios años.

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla