+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

PLENO DEL AYUNTAMIENTO DE LA CAPITAL ARAGONESA

Zaragoza modifica su plan de reducción de deuda para poder hacer inversiones

Rivarés destaca que el próximo equipo de gobierno que salga de las elecciones del 26-M tendrá "margen de maniobra"

 

Pablo Muñoz, Alberto Cubero y Carmelo Asensio, en primer plano, esta mañana. - JAIME GALINDO

EFE
30/04/2019

El pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado este martes una modificación del plan de reducción de deuda para llegar al final de 2019 con un endeudamiento por debajo del límite legal del 110%, después de que Hacienda imputara como deuda los 189 millones de la línea 1 de tranvía. Con esta propuesta, se pasan 21 millones de euros del remanente de tesorería a la amortización de créditos, con lo que se podían pedir hasta 27 millones de euros al Fondo de Impulso Económico (FIE) para pagar sentencias condenatorias.

Con estos datos, finalizaría 2019 con un 109,96% de deuda, cuatro centésimas por debajo del 110, límite legal para acceder al FIE y poder realizar inversiones.

No obstante, el consejero municipal de Economía, Fernando Rivarés, ha matizado que la previsión es que este año no será necesario pedir más de 8 millones para pagar sentencias, por lo que la cifra de endeudamiento final sería más holgada.

Rivarés ha planteado esta modificación "por responsabilidad", ha asegurado, para dar margen de maniobra al gobierno que salga de las urnas el próximo 26 de mayo.

Desde el PP y Ciudadanos han afeado al equipo de gobierno esta modificación cuando los grupos de izquierda rechazaron la elaboración de un nuevo plan de reducción de deuda el mes masado.

Así, a juicio de la popular María Navarro, todo esto denota que la gestión económica de la izquierda ha sido "nefasta" para la ciudad y ha apuntado que el plan es insuficiente porque este año se reducirán los ingresos por la nueva bonificación a la plusvalía mortis causa y por la pendencia judicial del Ayuntamiento, de más de 200 millones de euros.

Por su parte, Sara Fernández (Cs) ha considerado que este plan va "muy justo" y que se podían haber planteado más medidas para reducir la deuda.

Frente a ellos, los otros dos grupos de la bancada de la izquierda (PSOE y CHA) han sumado sus votos a los de ZeC para sacar adelante el expediente.

El socialista Javier Trívez ha sostenido que esta medida es positiva con independencia de cuál sea el próximo gobierno de la ciudad.

El portavoz de CHA, Carmelo Asensio, ha apoyado la propuesta por ser un "mal menor", aunque ha solicitado al consejero que muestre que el plan tiene "el okey" del Ministerio para no llevarse sorpresas como con la imputación de la deuda del tranvía.