+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Zaragoza renuncia al cobro de 23 millones de € en impagos

Anuladas 3.171 multas valoradas en más de 2,3 millones

 

D. L. G.
15/02/2019

Uno de los apartados más llamativos del plan de control financiero que se presenta hoy en la Comisión de Economía del Ayuntamiento de Zaragoza es la actualización de lo que se denomina derechos pendientes de cobro, que obedece a todos los impagos cumulados durante años por parte de empresas y particulares a impuestos, tasas o sanciones. El año 2017 se pusieron en orden las cifras y los 181,2 millones de euros con los que acabó el 2016 se tradujeron en 114,19 un año más tarde. Y no porque se abonaran, sino porque a los 43,4 millones que se saldaron de deudas el consistorio sumó otros 23,58 a los que renunció porque se anularon.

De esta cifra, 11,83 millones correspondieron a anulaciones de liquidaciones, bien en el ejercicio cerrado o por aplazamiento o fraccionamiento de la deuda. Y en esa cifra destacan los 9,9 millones correspondientes al 2013 por el convenio de financiación de la línea del tranvía norte-sur con el Gobierno de Aragón. Otros 11,74 millones de euros se encuadran en la cancelación de esos derechos reconocidos «todos ellos por insolvencias» y no por cobros en especie o prescripciones.

Otro de los apartados incluidos en el informe sobre el ejercicio del 2017 hace referencia a los 18,63 millones de euros que corresponden a las devoluciones de ingresos, de las que 8,78 eran por anulación de liquidaciones y 9,85 por retornar lo recaudado.

En ese mismo año, los llamados derechos pendientes de cobro se reducían en 11,17 millones por anulaciones y en ellos destacan dos por encima del resto. Por un lado, el impuesto de circulación que se giraba a vehículos que se ha constatado que tenían más de 30 años de antigüedad, por lo que parece obvio que se debe a que sus propietarios nunca los dieron de baja. Esto equivalía a presupuestar cada año 3,15 millones que nunca se recaudaban luego. Y en segundo lugar, las multas de tráfico, ya que en ese 2017 se anularon 3.171 (622 puestas entre el 2002 y el 2010, y 2.544 entre el 2011 y el 2017) que ha supuesto restar a esa cuenta de derechos pendientes de cobro otros 2,32 millones de euros.