+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

VIOLENCIA hacia sanitarios

El zaragozano que raptó y abusó de una médica no fue consciente

La Audiencia le condena a 10 años y reconoce un trastorno

 

El procesado, José Antonio Melús Escosa, accede a la sala de vistas de la Audiencia de Zaragoza. - NURIA SOLER

L. M. G.
15/05/2019

José Antonio Melús Escosa secuestró y abusó sexualmente de una médica del centro de salud Univérsitas de la capital aragonesa, en junio del 2018, en un momento en el que su consciencia no era plena. Así lo reconocen los magistrados de la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Zaragoza en una sentencia en la que condenan a este hombre a 10 años de prisión y 120.000 euros, una pena inferior a la inicialmente solicitada por la acusación particular que solicitó 24 años de privación de libertad.

Una reducción de condena que el tribunal provincial basa siguiendo los postulados de la defensa del encausado que durante el juicio alegó que este zaragozano de 53 años sufre un trastorno disociativo de la personalidad, es decir, una alteración de las funciones integradoras de la conciencia, memoria y percepción del entorno.

De hecho, los magistrados han tenido más en cuenta el informe presentado por el abogado que defendía al encausado que el del forense del Instituto de Medicina Legal de Aragón que aseguró durante el juicio que este hombre era plenamente imputable.

Tal y como publicó Heraldo, la Audiencia de Zaragoza considera a José Antonio Melús Escosa como autor de un delito de atentado agravado por uso de instrumento peligroso, otro de lesiones y un tercero de detención ilegal en concurso con el de abusos sexuales y, por tanto, le impone 10 años de cárcel.

TRAUMA

La víctima, una médica de 60 años, desde aquel día ya no ha podido volver a su puesto de trabajo porque «tiene pánico» a compartir espacio cerrado con un paciente. Durante la vista oral relató que Melús Escosa llamó al consultorio sobre las 11.00 horas aquejado de sufrir vómitos, por lo que pedía ser atendido.

Nada más llegar, él le abrió la puerta desnudo de cintura para arriba. Ella pasó al salón y mientras sacaba el fonendoscopio, el encausado esgrimió un cuchillo de 30 centímetros. Inmediatamente, según la víctima, la agarró, la tiró al sofá y ahí le ató con las manos con unas bridas y le tapó la boca con cinta americana. Fue una de las veces que esta médico pensó que iba a ser asesinada. Ahí, se desnudó por completo y se tiró encima de ella mientras manoseaba sus pechos que había descubierto.

   
2 Comentarios
02

Por M J 16:06 - 15.05.2019

Querido Raimon..... ¿Qué quieres decir con tu comentario? Amplialo, por favor. Gracias.

01

Por Raimon 11:12 - 15.05.2019

¿Acaso se imnotizo a si mismo mirandose al espejo mientras se afeitaba?