+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Liga Endesa

La defensa de Zaragoza

El Tecnyconta recibe al poderoso Baskonia con la necesidad de mejorar su intensidad atrás

 

Radovic y Justiz descansan durante un entrenamiento del Tecnyconta. - chus marchador

RAQUEL MACHÍN
24/03/2019

El Tecnyconta Zaraogza vuelve a casa después de dos salidas en las que se ha mostrado especialmente vulnerable atrás, así que ese es el primer punto a mejorar a partir de aquí. Tendrá que hacerlo ante uno de los grandes de la competición, el Kirolbet Baskonia (17.00 horas), instalado en la tercera posición a la espera de algún tropiezo de Barcelona y Madrid para darles caza. No tiene un calendario fácil por delante el equipo de Porfirio Fisac pero no puede relajarse, todavía no ha cerrado el objetivo de la permanencia y todos los equipos de la zona baja están buscando una reacción con cambios en sus plantillas y cuerpos técnicos.

Al menos el técnico segoviano podrá contar con todos sus jugadores después de una semana sin incidencias. Enfrente, Velimir Perasovic no tiene a Shengelia, Granger, Garino ni Janning, jugadores importantes, y además el conjunto vitoriano acumula minutos y minutos en la Euroliga, donde pelea por meterse en la Final Four que se celebrará precisamente en el Buesa Arena. Por ahí habrá que ver las rotaciones de Perasovic y si eso abre un mínimo resquicio a las opciones del Tecnyconta. El equipo zaragozano no vence al Baskonia en casa desde diciembre del 2014.

El primer objetivo del Tecnyconta Zaragoza ha de ser recuperar su mejor versión. Sobre todo esforzarse un poco más atrás y cerrar el aro propio para que no vuelva a pasarle como en Murcia. Durante toda la temporada ha tenido problemas para defender, especialmente los tiros de tres, en un juego de búsqueda del fallo rival que no siempre sale bien. También necesita el conjunto zaragozano reencontrar sus mejores sensaciones en ataque, ser más fluido y elevar su grado de acierto. Con esas dos premisas deberá incomodar al Baskonia y buscar la manera de ser competitivo hasta el final.

En casa es también muy importante la imagen que se ofrece. El aficionado ha de marcharse a casa con la mejor sensación posible aunque su equipo salga derrotado. Porque al Tecnyconta le esperan muchos partidos complicados de aquí al final. De hecho, seis de los siete equipos que faltan por pasar por el Príncipe Felipe están entre los ocho primeros clasificados. Por eso será tan importante lo que haga como cómo lo haga para no desenganchar al público. De momento, hoy se prevé una importante afluencia de espectadores.

El Baskonia es un equipo sólido. De la mano de Velimir Perasovic, que sustituyó al principio de temporada a Pedro Martínez, el equipo vitoriano ha encontrado la regularidad y la solvencia a pesar de las bajas. Lo demuestran sus números porque el Baskonia es el cuarto equipo que más puntos anota (85,43), el que más asistencias reparte (18,78), el que más balones roba (8,65) y la mejor defensa de la Liga (73,04). Y todo eso sin su máximo anotador, Shengelia, que sufre una distensión en el ligamento cruzado de la rodilla, y promediaba 14,9 puntos por partido.

Ahora los puntos están más repartidos, por fuera con Hilliard (10,4) y Shields (10,3) y por dentro con Voigtmann (9,4) y Poirier (8,6), la pareja que ha tenido que hacerse fuerte ante las ausencias. Una prueba de fuego para el Tecnyconta Zaragoza, que tendrá que estar atento a todos los frentes y hacer muchas cosas bien si quiere tener éxito esta tarde. Le toca defenderse mejor de lo que lo ha hecho fuera las últimas semanas. Ahora juega en casa y toca dar la mejor versión. La defensa de Zaragoza será clave para que el equipo culmine sus objetivos cuanto antes.