+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL TROFEO CIUDAD DE ZARAGOZA MEMORIAL JOSÉ LUIS ABÓS

Fiesta completa

El Casademont Zaragoza se lleva su trofeo ante el Real Madrid dejando buenas sensaciones ante su público

 

San Miguel avanza ante la defensa de Spagnolo. - ÁLVARO SÁNCHEZ

Alocén recibe el trofeo de ganador de manos de Javier Abós. - ÁLVARO SÁNCHEZ

RAQUEL MACHÍN
14/09/2019

Más fotos

Casademont Zaragoza - Real Madrid.

Ver galería completa

Casademont Zaragoza - Real Madrid.

Ver galería completa

Casademont Zaragoza - Real Madrid.

Ver galería completa

El Casademont Zaragoza empezó como si fuera el Tecnyconta. Es decir, imponiendo un alto ritmo de juego y un generoso esfuerzo físico y defensivo, lo que le llevó a conquistar el Trofeo Ciudad de Zaragoza Memorial Abós ante el Real Madrid (72-63). Fue la primera victoria del equipo aragonés ante el conjunto de Pablo Laso y, aunque haya que ponerla en cuarentena en cuanto a las conclusiones por la ausencia de jugadores blancos, completó la fiesta de presentación que vivió el Príncipe Felipe.

Porque desde luego la afición tenía ganas de fiesta. 6.453 personas se dieron cita en el pabellón dispuestas a volver a disfrutar con su equipo, aplaudiendo a todo y a todos desde el inicio. Ovación especial se llevaron San Miguel, Alocén, Seibutis y Porfirio Fisac. No faltó el recuerdo sincero hacia José Luis Abós, y ya van cinco años. La presentación de Kase.O dio paso a la hora de la verdad, el esperado duelo ante la bestia negra del Casademont. Ni en los amistosos había conseguido la victoria el equipo aragonés y solo una ha logrado en los 27 partidos oficiales entre ambos.

No era el día para grandes conclusiones en ningún sentido porque ambos se presentaron con ausencias importantes, muchas más el Real Madrid. En el Casademont no estaba Nico Brussino –que dejó un mensaje desde la concentración de Argentina en el Mundial– y Javier Justiz volvió a quedarse fuera de la convocatoria por precaución. La nómina de bajas de Pablo Laso era algo más significativa porque el técnico no tenía bases: Llull, Campazzo y Laprovittola están en China, igual que Rudy y Deck. Así que el técnico blanco tuvo que tirar de cantera, de Núñez, Duscak, Spagnolo, Nakic, Tisma y Garuba, el que menos jugó.

LAS BAJAS

Pese a todo, Tavares y Carroll se bastaron para empezar dominando el partido. La intimidación del caboverdiano y la anotación fácil del escolta dieron el dominio inicial al Real Madrid ante un Casademont al que le costó entrar en ritmo de partido. Cuando lo encontró se vio un equipo rápido, que quiere correr, que va a poner máxima intensidad en las dos zonas del campo. Cuando lo hizo atrás, subiendo líneas defensivas, empezó a gobernar el partido. Le costó 17 minutos al bloque de Fisac ponerse por delante por primera vez, pero ya solo perdió la ventaja durante unos segundos en el tercer cuarto hasta terminar conquistando el encuentro.

Así que el Casademont confirmó lo que ya se sabía de la temporada pasada, que Seibutis juega y hace jugar, que Radovic es un guerrero que, en este encuentro, hasta metió los dos triples que lanzó (lo único que no hacía el curso pasado), que Fran Vázquez juega con la madurez del veterano y la ilusión del principiante. Además, se adivina que este año Fisac dispone de una rotación algo más larga y de mejor calidad, de menor diferencia entre titulares y suplentes. En la base tiene registros diferentes con San Miguel, Alocén y Javi García, que ayer mostró que descaro no le falta.

Sin Brussino, el técnico segoviano tuvo que plantear una rotación exterior diferente a lo que podrá hacer en la competición: empezó con dos bases, por ejemplo, y utilizó esta opción en varias ocasiones, mientras que Benzing estuvo mucho más en el tres y Barreiro, en el cuatro. El gallego sufrió con los grandes, Randolph y Tavares, pero demostró que es un todoterreno. DJ Seeley fue el menos acertado de todos. Poco se vio de su acierto exterior, aunque ya tiene la lección bien aprendida y su esfuerzo atrás fue irreprochable.

Buenas sensaciones dejó Vit Krejci. Su gran envergadura es una gran ventaja, sin duda, pero también dejó muestras de su calidad en varias acciones. Y aunque parta como tercer base y ficha número trece, tampoco dejó mala impresión Javi García. Atrevido, sin miedo al fallo, con esas actitudes tendrá más sencillo recorrer el largo camino que aún le queda. Completó el equipo de Fisac Aitor Etxeguren que, en 3.25 de juego, fue el único que se quedó sin anotar, aunque aportó dos rebotes.

Con todos los peros que hay que ponerle a una victoria como esta, el Casademont Zaragoza dejó buenas sensaciones y, de entrada, cumplió su promesa de hacer que la gente que va al Príncipe Felipe disfrute. Al equipo aragonés solo le queda un amistoso, el jueves ante el Andorra. Después llegará el fuego real en una exigente temporada.

FICHA TÉCNICA:

Casademont Zaragoza (17+19+14+22): San Miguel (10), Alocén (6), Seeley (4), Barreiro (2), Fran Vázquez (8) -cinco inicial-, Seibutis (8), Radovic (12), Echeguren, Benzing (9), Krejci (4), Hlinason (6) y Javi García (3).

Real Madrid (20+9+21+13): Spagnolo (4), Carroll (16), Nakic (5), Randolph (13), Tavares (2) -cinco inicial-, Causeur (4), Reyes (3), Garuba (2), Duscak, Núñez (6), Mckey (7) y Tisma (1).

Árbitros: Peruga, Torres y Padrós. No hubo exclusiones por personales

Incidencias: partido correspondiente al Trofeo Ibercaja-Ciudad de Zaragoza "Memorial José Luis Abós" disputado en el pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza ante 6.453 espectadores.