+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

el regreso a la actividad

La automoción española se prepara para volver a la actividad

Michelín y Renault retoman mañana el ritmo laboral de forma escalonada y con un refuerzo en las medidas sanitarias de seguridad Volkswagen, Seat y Ford podrían volver a producir el 27 de abril, mientras que Iveco pospone el arranque de sus plantas al 4 de mayo

 

Línea de montaje de Renault en Palencia. - AGENCIAS

XAVIER PÉREZ
13/04/2020

El sector de la automoción ha sido uno de los más castigados por la actual crisis del COVID-19. De hecho, la inmensa mayoría de las fábricas españolas de automóviles frenaron su producción el pasado 16 de marzo, mientras que algunas de componentes ya llevaban algunos días sin actividad.

Levantada la prohibición de trabajar para las actividades no esenciales desde este lunes, los principales fabricantes del sector se preparar para volver al trabajo. No obstante la situación general se antoja complicada ante la caída del mercado por encima del 75%, los concesionarios todavía cerrados y la incertidumbre en las carnes del consumidor. Desde la patronal del sector (que genera un 10% del PIB español) se ha llegado a un pacto sanitario con los sindicatos par la paulatina puesta en marcha de las fábricas.

Los primeros en pulsar de nuevo el botón de arranque han sido los de Michelín, el fabricante de neumáticos, que ha iniciado la actividad de nuevo en dos de sus plantas, la de Aranda de Duero (Burgos) y la de Valladolid, que llevaban paradas desde el 17 de marzo. El productor de ruedas también ha vuelto a la actividad en el centro de pruebas de Almería, mientras que las dos plantas que Michelin tiene en el País Vasco, Lasarte y Vitoria, volverán mañana al trabajo (hoy es festivo).

Las dos plantas que hoy han reabierto sus puertas (encargadas de producir neumáticos para maquinaria agrícola y turismos) lo han hecho para realizar labores de preparación, de manera que solo han acudido a trabajar algunos empleados. A finales de esta semana se estima que el 25% del personal ya se haya reincorporado a su puesto, aunque eso sí, cumpliendo con unas estrictas medidas de seguridad sanitaria. La primera línea en arrancar será la 2, dedicada a las ruedas de 18 pulgadas (las más afectadas por una rotura de stocks). Laboratorios, recauchutado, reparaciones y funciones de soporte irán arrancando en los próximos días.

Los empleados han regresado de forma escalonada en los horarios. También se ha tomado la temperatura a todos los empleados y la empresa les ha proporcionado material de protección individual (mascarillas y guantes), además de incrementar la disponibilidad de gel hidroalcohólico.

Regreso a la producción

Los fabricantes de automóviles también están ultimando con los sindicatos el regreso a la actividad. La mayoría de ellos tiene prevista la reanudación de la producción el 27 de abril, coincidiendo (a priori) con la actual fecha de levantamiento del estado de alarma. En un primer momento muchas plantas llegaron a proponer reinicios para el 20 de abril.

Ese fue el caso de Volkswagen en Landaben (Navarra), pero desde la dirección central del grupo en Wolfsburg (Alemania) les han indicado que, atendiendo al cierre de los mercados con la consiguiente caída de la demanda y ante la posibilidad de no tener un abastecimiento de material asegurado, mejor opten por reabrir el 27 de abril. La intención, además, es no acumular producción en las campas a la espera de destino. Landaben abrirá primero un turno para producir unos 500 coches al día, ampliando luego el ritmo hasta los 1500 diarios. La llegada del nuevo modelo (el tercero de la fábrica), un todocamino urbano (que en el mercado sudamericano de llama Nivus) en septiembre, hace que urja reabrir la planta.

Desde Seat también trabajan con el horizonte del 27 de abril. No obstante, la marca envió a los trabajadores una carta el pasado sábado en la que indicaba que, tras la decisión del Gobierno de dar por finalizado el periodo en el que solo estaba permitido acudir a los centros de trabajo para el desarrollo de actividades esenciales, la marca tenía la intención de reanudar la actividad laboral, de manera paulatina. En primer lugar se reanudará el trabajo del personal indirecto no ligado a la producción en los centros de trabajo. Para la mayoría de este personal, Seat dará prioridad al teletrabajo, del mismo modo que ha hecho desde el 16 de marzo. Posteriormente, de manera también escalonada, se reincorporará el personal directo y el indirecto relacionado con la producción, explicaba Seat en la carta a los empleados.

Este miércoles, la dirección de la empresa y los representantes sindicales, a los que no gustó la misiva de la marca por considerarla precipitada, se reunirán para tratar sobre los detalles del plan de reinicio de la actividad. Según la marca la prioridad es garantizar las medidas de seguridad e higiene para velar por la salud de los empleados. Para ellos establecerá unos protocolos de estricto cumplimiento (mascarillas, guantes, horarios escalonados y medición de temperatura) y que podría tener en la posibilidad de realizar test para detectar el virus una herramienta definitiva para controlarlo y combatirlo.

Renault arranca esta semana

En Renault arrancan mañana martes tras la reunión celebrada hoy con los representantes sindicales, que han tachado la decisión de precipitada. La marca del rombo regresará al trabajo de forma gradual y siguiendo siempre las recomendaciones de seguridad sanitaria, además de un estricto protocolo de arranque.

Mañana empezarán en las plantas de motores de Valladolid y de cajas de cambios de Sevilla, donde algunos trabajadores recibirán formación, reanudando la actividad de forma lenta y progresiva. Está previsto que un turno de la línea de montaje en esos centros se active el viernes. También arrancan mañana las actividades logísticas y el miércoles lo harán los departamentos de ingeniería. El jueves volverán al trabajo en el mecanizado de piezas.

Lo que está por decidir es el arranque de las factorías de producción de vehículos de Valladolid y Palencia, aunque el presidente de Renault España, José Vicente de los Mozos, apunta que la idea es que la semana del 20 al 24 se reinicie la producción en las plantas, especialmente la del Captur. De los Mozos recuerda que sus plantas de Corea y China ya han vuelto al trabajo y lo puesto en marcha allí puede servir para el resto del grupo. Adaptado a la ley de cada país, claro.

Otro fabricante que arrancará presumiblemente el 27 de abril es Ford, con su planta de Almussafes. La factoría también paró el 15 de marzo y podría volver a la actividad en dos semanas. Desde la marca del óvalo apuntan que seguirán las directrices sanitarias y que se marquen desde el Gobierno. La planta valenciana podría ser de las primeras de la marca que abran de nuevo la producción.

Desde Iveco, fabricante de furgonetas (Daily) y camiones (S-Way y Stralis), han comunicado que sus plantas de Madrid y Valladolid no volverán al trabajo hasta el 4 de mayo. Inicialmente habían previsto retomar la actividad el 20 de abril, pero el hecho de que el 80% de proveedores están en Italia y allí no se volverá a la producción hasta finales de abril, ha provocado que se opte por retrasar el reinicio hasta la primera semana de mayo.

Apúntate a nuestra Newsletter

Desescalada en Aragón

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España