+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

SOLIDARIDAD

Una pareja de modistos de Zaragoza trae plástico desde Almería para hacer batas y mascarillas

Con este material las protecciones serán más seguras y casi impermeables

 

Víctor y Arturo, en su tienda de ropa Urban VicArt. - SERVICIO ESPECIAL

Más de 2000 metros de plástico llegarán el lunes a Zaragoza - SERVICIO ESPECIAL

IVÁN TRIGO
02/04/2020

No va a haber tela suficiente en España para confeccionar suficientes mascarillas dado el ritmo de producción en algunos hogares. Desde el primer día, desde el primer llamamiento, particulares, empresas y hasta órdenes religiosas se pusieron a coser para tratar de proteger a los que combaten contra el virus en primera línea: el personal sanitario. Pero desde un primer momento también se advirtió que las mascarillas de tela, aunque fueran de algodón (que se puede lavar a más de 65 grados, por lo que se pueden esterilizar), no protegían lo suficiente.

Desde entonces, en la sede del Instituto Aragonés de Servicios Sociales han recibido miles y miles de estas protecciones “caseras”, que sí que se han podido aprovechar para personal con menos exposición al contagio, como policías o transportistas. Ahora bien, también hay médicos que las lucen con honor, aunque se las colocan “encima de las mascarillas quirúrgicas como símbolo del apoyo recibido por parte de la sociedad”, comentaba una técnico del Servet a este diario.

Pero ahora, hay particulares que han dado un paso más allá. Bajo la tutela y las peticiones de los hospitales de Zaragoza, dos modistos de la capital aragonesa, Víctor Plou y Arturo Borraz (@urbanvicart en Instagram) van a traer desde Almería plásticos y mantas térmicas (que se usan en los invernaderos de la zona) para poder impermeabilizar las prendas que van a comenzar a tejer para los sanitarios.

La idea vino del sur, de la misma Almería, en donde en una semana ya se ha organizado un grupo de 100 personas para trabajar con estos materiales. Aquí, en un día, ya hay más de 50 colaborando con Plou y Borraz. La iniciativa se llama ‘#desdecasaayudamos’ y los dos se van a encargar coordinar el transporte del material (que es donado), distribuirlo entre los voluntarios y hacérselo llegar a los hospitales.

Los patrones estarán listos este fin de semana, y el lunes llegará el cargamento de plásticos. Hoy mismo salía desde El Ejido un cargamento con 2250 metros de plástico y 1000 de manta térmica, que servirán para hacer unas 1100 batas, según calculan estos modistos. No es el único material que les va a llegar, pero están teniendo complicaciones para traerlos hasta Zaragoza, por lo que piden ayuda a las empresas locales que puedan tener remanentes de este tipo de plásticos para facilitarles el transporte.

“Al principio costará hasta que cojamos ritmo, pero no hace falta ser un experto en la costura para poder colaborar”, dicen ambos. Los dos, autónomos, han visto esta oportunidad como su forma de aportar ante el conflicto. “Las mascarillas, por ejemplo, se confeccionarán con hasta seis capas de material térmico, lo que las hará mucho más seguras que las de tela y casi impermeables”, explican. Este material será certificado por el Salud antes de que llegue a los hospitales.

"Las mascarillas se confeccionarán con seis capas de material térmico para que sean más seguras y casi impermeables"

Pero antes que ellos han venido muchos otros. La primera en Zaragoza fue Araceli Sánchez, gracias a la cuál cientos de vecinos de la ciudad se pusieron a tejer durante los primeros días de confinamiento. Su plataforma Modistas Solidarias sirvió de excusa al Gobierno de Aragón para habilitar un punto de recogida para todas las mascarillas que se estaban haciendo. Hasta ahora, ella y su grupo de voluntarios han confeccionado ya unas 12.000 mascarillas de tela. “Ayer mismo entregué 200, antes de ayer 290… Todo el que me pide tiene sus mascarillas. Incluso empresas de seguridad que trabajan para la DGA”, cuenta. Ahora, desde el IASS, le han comunicado que van a quitar el punto de entrega habilitado en los antiguos juzgados de la plaza del Pilar “porque ya hay empresas haciéndose cargo de la fabricación”. Aun así, ella seguirá con su labor. “En la farmacia del barrio las reparten, y en el matadero de Mercazaragoza también nos han pedido”, cuenta Sánchez.

En todo Aragón, los ejemplos se cuentan por decenas. En Calamocha, la oficina local de la Asociación Española Contra el Cáncer está tejiendo mascarillas. La tienda especializada en vestimentas de Semana Santa San Cayetano 3 de Zaragoza también está utilizando las telas de los hábitos para este fin. En Valdealgorfa, un grupo de voluntarias tejió protecciones para los bomberos de Alcañiz. Las religiosas de la parroquia de Santa Engracia también han hecho su aportación. La empresa Arpa también está ayudando. Las empleadas de FCC de la Universidad de Zaragoza también. Y así una y decenas de veces.

Apúntate a nuestra Newsletter

Desescalada en Aragón

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla