+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

25 días secuestrado en Zaragoza

 

fecha en la que terminó el secuestro Quini, en el momento de su liberación Quini, en el momento de su liberación - EL PERIÓDICO

SPORT
27/02/2018

Quini, uno de los mejores delanteros españoles de todos los tiempos, era una de las estrellas de un Barça que en la campaña 1980-81 había arrancado de manera irregular pero que en aquel momento había cogido la velocidad de crucero. 

El domingo 1 de marzo de 1981 el FC Barcelona había derrotado al Hércules por 6-0 y Quini había aportado dos goles al espectacular triunfo blaugrana. El equipo entrenado por Helenio Herrera se situaba a dos puntos del líder, el Atlético de Madrid, contra el que iba a jugar en la siguiente jornada en el Vicente Calderón.

LA TRAGEDIA
Nada hacía pensar en los sucesos que se iban a desencadenar poco después del encuentro. A la salida del Camp Nou, cuando se dirigía a su domicilio, Quini fue secuestrado por tres hombres. No se trataba de delincuentes habituales, sino de tres personas que se encontraban en paro y, en su desesperación, creyeron que delinquir iba a ser el camino para salir de sus penurias, sin detenerse a pensar en el daño que podían provocar.

Tras reducir a Quini y meterlo en una camioneta, los secuestradores lo llevaron hasta Zaragoza en donde lo mantuvieron retenido durante 25 días. Era una etapa muy convulsa en España: unos días antes se había producido el intento de golpe de estado del 23 F del teniente coronel Tejero, y las acciones de la banda terrorista ETA, en forma de atentados y secuestros, estaban a la orden del día. 

Los secuestradores se aprovecharon de este caldo de cultivo para enviar un mensaje muy contundente: el pago de 350 millones de pesetas (2,1 millones de euros) para salvar la vida del 'Brujo'. 

El pánico se apoderó del barcelonismo mientras que el equipo acusaba el golpe anímico y encadenaba dos derrotas y un empate Con Atlético (1-0), Salamanca (2-1) y Zaragoza (0-0) que lo alejaban de nuevo y esta vez de manera definitiva, del título de Liga.

En el partido del Vicente Calderón, el sustituto de Quini en el equipo, Ramírez, jugó con el dorsal 14 en lugar del 9 -entonces era obligado que el once inicial tuviera los dorsales del 1 al 11- como muestra de solidaridad con su compañero secuestrado.

LA SOLUCIÓN
Finalmente, la policía española, en colaboración con la suiza, consiguió desarticular a la banda de secuestradores y liberar al delantero del Barça una vez que detuvieron en Ginebra a uno de ellos.

Quini perdonó a sus captores y no tardó demasiado en recuperar su olfato goleador, acabando como 'Pichichi' del campeonato con 20 goles en 30 partidos y contribuyendo decisivamente a la conquista de la Copa del Rey frente a su exequipo, el Sporting de Gijón, con dos goles en la final (3-1).

Destacamos

Galerías de fotos