+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LOS INICIOS

El alma de una prueba legendaria

Eduardo Ruiz impulsó la iniciativa el 23 de abril del año 1979 con la Carrera de San Jorge

 

Eduardo Ruiz ayer junto al edificio central de Ibercaja. - CHUS MARCHADOR

R. MARTÍ
03/05/2019

Eduardo Ruiz es uno de los personajes más populares del atletismo aragonés. Hizo de casi todo en más de medio siglo de trayectoria. Practicó atletismo desde niño en los Escolapios. Fue un velocista de nivel medio aragonés. «En mis inicios fui atleta malo. Corrí en ceniza con clavos de 25 milímetros. Competí con los Cano y Pérez Villa. De aquella época quedan Banzo, Fantova, Pedro Pablo Fernández y poco más». Después fue entrenador del Real Zaragoza, el Medina y el Scorpio 71. En la segunda parte de su vida se volcó en las labores dirigentes. Fue presidente de la Federación Zaragozana, vicepresidente de la Federación Española de Juan Manuel de Hoz como presidente y vicepresidente de la territorial con Luis María Garriga. También presidió el Scorpio 71 dos años. Por motivos personales se desvinculó del atletismo hace cuatro. «Fui delegado técnico de la Federación Española en el maratón de Valencia y después tuve la fuerza de voluntad de dejar el atletismo». A sus 74 años sigue como siempre. Es simpático, gran relaciones públicas y tiene una salud de hierro. Todos los días tiene por costumbre andar hora y media por el Canal Imperial. Y sigue enganchado por televisión al atletismo

Fue el iniciador de las carreras populares desde la Federación Zaragozana de Atletismo junto a un grupo de entusiastas del atletismo encabezados por los hermanos París. «En tantos años me considero un magnífico organizador y he hecho cosas muy gordas», d¡ce convencido. El primer gran hito fue la Popular de San Jorge en 1979. Fue toda una sorpresa. «Se esperaba que corrieran no más de 200 personas y terminaron 3.424. La inscripción era gratuita y se formó un tapón en la calle Santander». Con salida en la Romareda y llegada en la plaza de Roma, ganaron Javier Cortés y María Victoria Irigoyen.

«En aquella época solo había cross y pista y excepcionalmente la San Valero en circuito urbano. Fernando París me dijo que se empezaban a disputar carreras populares en Europa y a mí me sonaba a chino. En Zaragoza salías a correr por la calle y te ponían una cara muy rara», indica Ruiz. La federación provincial pudo implicar a Ibercaja en la carrera. «Estaba de responsable José Enrique Ruiz y le pareció bien la idea», recuerda.

Fue en 1983 cuando se creó la Carrera del Ahorro con salida y llegada en San Ignacio de Loyola. Ruiz era el director técnico. «La organizaba mi empresa, ABC Stadium, y lo hicimos hasta el 2010. El récord fue el 2002 con 16.900 corredores. En 31 ediciones corrieron 385.318 personas. Y destacaría las 33 participaciones de Luisa Larraga». Posteriormente Ruiz impulsó la Milla Ibercaja, la mejor del mundo en los noventa. «Se organizó seis años con Nacho Torres en Ibercaja. La primera la ganó José Manuel Abascal en Constitución dando una vuelta en un bidón y posteriormente pasó al Paseo de Pamplona». Ahora todo ha cambiado. «Las populares son un grandísimo negocio y hay una gran exceso. No tiene sentido hacer seis carreras un domingo en Zaragoza».

Destacamos

Galerías de fotos