+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

motor

Alonso prueba en Suráfrica el Toyota con el que aspira al Dakar

«Ha sido divertido, diferente», comentó el asturiano tras la primera experiencia

 

Fernando Alonso, en el Kalahari, a los mandos del Toyota Hilux. - TOYOTA

MIGUEL MARTÍNEZ
28/03/2019

Podría parecer una locura, pero han sido muchos los pilotos de Fórmula 1 que se apuntaron a la aventura del Dakar, aunque solo Jacky Ickx, ganador de algunas carreras de F-1 y seis veces vencedor de Le Mans, fue capaz de anotarse la victoria en el mítico raid a comienzos de los 80. El belga es la mejor referencia histórica para Fernando Alonso, que se encuentra en pleno test con el Toyota Hilux –vencedor de la última edición– en las dunas cercanas al desierto del Kalahari, en Suráfrica.

El piloto español, dos veces campeón del mundo de F1 y ganador de las 24h de Le Mans, está probando durante esta semana el Toyota Hilux de Gazoo Racing Sudáfrica. El test se lleva a cabo a 900 kilómetros de Johannesburgo, cerca de Bokhara. «Ha sido divertido, diferente, sobre todo entender cuánto puede aceptar el coche, que acepta una cantidad de maltrato importante porque vas sobre piedras, saltando, y responde a todo bien», comentó el piloto asturiano tras su primera experiencia con el coche en el desierto de Kalahari.

Alonso explicó que después de probar diferentes coches y en competiciones diferentes durante los dos últimos años, esta es «una oportunidad de probar algo muy diferente» a lo que está acostumbrado. «Esta disciplina en el motor es una de las más complejas. Luchas contra cosas que están fuera de tu control. No estás en una zona cerrada como los circuitos, estás en un espacio abierto, todo puede pasar, te tienes que adaptar, estar centrado durante mucho tiempo porque las etapas son muy largas y bueno, el Dakar es la carrera más dura del mundo».

Alonso tiene por delante los entrenamientos de las 500 Millas de Indianápolis, su gran objetivo del 2019 y que tendrá que luchar a finales de mayo. Antes, deberá enfrentarse a las Seis Horas de Spa, penúltima carrera del Mundial de resistencia que concluirá en Le Mans a finales de junio y que Alonso lidera. En la segunda parte del año ayudará a McLaren en el desarrollo del coche de F-1, pero podrá abordar nuevos tests con Toyota y valorar su participación en el Dakar del 2020.