+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CASADEMONT ZARAGOZA

Un año muy movido

El Casademont vive su segunda temporada más agitada con seis bajas, cinco fichajes y 20 jugadores utilizados durante el curso. Solo el Fuenlabrada le supera con 22 en total

 

Todos los movimientos del Casademont. - EL PERIÓDICO

RAQUEL MACHÍN
08/03/2021

En baloncesto lo raro es no fichar durante la temporada. Una lesión, un jugador que rinde por debajo de lo esperado o que recibe una oferta mejor, y los clubs se ven obligados a retocar sus plantillas. De hecho, en las doce temporadas que lleva el Casademont Zaragoza en la élite, tan solo en dos de ellas no ha realizado ningún movimiento durante el curso, y en uno de ellos porque había realizado diez fichajes en verano. O basta mirar esta temporada la ACB: el Baskonia es el único club de toda la Liga que en marzo está jugando con los mismos jugadores con los que empezó en septiembre.

Este año ha sido especialmente movido en el Casademont Zaragoza, que ha dado seis bajas y realizado cinco fichajes, aunque algunas caras aparecen en las dos listas. En total ha utilizado a 20 jugadores, si bien uno de ellos ha sido el debutante Gustav Knudsen. No es su propio récord porque en la temporada 2018-19 incorporó a diez jugadores en verano y después aún realizó seis fichajes más hasta final de temporada. Sí es la primera campaña en la que las incorporaciones durante el curso superan a las del verano. Este había sido el año con menos fichajes en la historia del Casademont, solo tres: Sulaimon, Konate y el regreso de Jaime Fernández. Con la temporada empezada han pasado por Zaragoza Rupnik, Bray, Font, Harris y Wiley. De esos ocho fichajes totales, tres ya no están en el equipo aragonés.

El rendimiento de los propios jugadores y la situación del equipo, crítica en la clasificación hace dos meses, son los motivos que han propiciado tanto cambio, cuando lo más habitual en el club aragonés es que la razón sean las lesiones. Por ejemplo, la temporada pasada llegó Dylan Ennis en noviembre ante la larga duración de la baja de Seibutis y Thompson lo hizo en febrero tras la operación de Justiz.

Esta temporada los problemas comenzaron pronto. Las lesiones de Krejci y Sulaimon con la campaña recién nacida más las dudas con el juego y los resultados del equipo obligaron al club a ir al mercado muy pronto al tiempo que se cuestionaba a Diego Ocampo. A mitad de octubre llegó Luka Rupnik y, medio mes después, el técnico dejó el banquillo para que lo ocupara Sergio Hernández. A final de noviembre el club ejerció la cláusula de corte sobre Konate, que pasó sin pena ni gloria, y llegó a un acuerdo con el Gran Canaria para intercambiar a Wiley por Seeley, pero el pasaporte lo impidió.

El 3 de diciembre se hizo oficial el cambio de Seeley por Bray con el Bayern de Múnich y tres días después Rupnik salió rumbo al Cedevita, un mes antes de lo que marcaba su contrato inicial. Unos días después el club recuperó a Aleix Font de su cesión al Girona de la LEB Oro para solventar el problema de cupos que tenía ante las bajas de Krejci y San Miguel. El 3 de enero se anunció el fichaje de Elias Harris, en febrero dejaron el equipo TJ Bray y Jason Thompson y el 25 de ese mismo mes se cerró definitivamente la plantilla con la llegada, al fin, de Wiley.

En la Liga Endesa tan solo el Fuenlabrada supera esta temporada la cantidad de movimientos realizada por el Casademont Zaragoza. En octubre la entidad madrileña fichó a Shevon Thompson y dio salida a Bobrov antes de cambiar a Paco García por Javier Juárez en el banquillo. A continuación regresó Stevic, salió Bellas y llegó Kloof. En diciembre primero renovó Kloff para rescindir a final de mes, llegó Alexander y Stevic partió rumbo al Gran Canaria. En enero se incorporó Sharma, salió Thompson y ficharon a Novak y Cheatham. El Fuenlabrada ha utilizado 22 jugadores, el récord. Con 20 aparecen Casademont y Gran Canaria, con 19 el Bilbao, con 18 Estudiantes, Barça y Real Madrid.

Por abajo

Los equipos que más se han movido han sido los de la zona baja de la tabla, a excepción del Gipuzkoa. En San Sebastián solo llegó Carlson en enero y rescindieron a Brandone Francis. En Bilbao llegaron Kljajic, Huskic y Miniotas en noviembre, se desvincularon Jones y Moses, Jenkins firmó un contrato temporal y luego hasta final de temporada y Aminu se incorporó por dos meses y salió pasado ese tiempo. En Sevilla el primer cambio llegó en el banquillo, con Joan Plaza reemplazando a Curro Segura, y después salió Harrow, llegaron Jordan y Randle, se marchó Enechionyia y hace dos semanas firmó la cesión de Boris Tisma, del Real Madrid.

El Estudiantes se reforzó con Koumadje en septiembre y lo rescindió en diciembre, logró el regreso de Gentile y, en enero, el refuerzo de JJ Barea. En febrero apostó por Cuspinera en el banquillo. El Obradoiro solo ha realizado un movimiento: Koniaris llegó en enero y se ha marchado en marzo. En Gran Canaria han pasado Kjlajic, Della Valle y Ferrari, en noviembre llegó Slaughter, en diciembre Stevic y, en febrero, se deshicieron de Wiley y Burjanadze.

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla