+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA MONTAÑA EN ARAGÓN

Un año de transición

El XX Memorial del Recuerdo en Cerler varió su formato y se disputó en una jornada con una cronoescalada H Con casi un centenar de esquiadores, ganaron Noel Burgos y Mónica Sáez

 

Salida 8 La prueba de la Copa Aragonesa contó con casi un centenar de esquiadores. - SERVICIO ESPECIAL

Trofeos 8 Los hermanos Bielsa. - SERVICIO ESPECIAL

R. MARTÍ
23/03/2019

En las peores circunstancias, Montañeros de Aragón de Barbastro pudo sacar adelante su prueba de esquí de montaña. «Hemos podido salvar los muebles y la participación ha sido más que digna», explicaba Eduardo Batista, el director técnico de la XX Cronoescalada Invernal Esquí Alpinismo Memorial el Recuerdo, que se celebró el pasado fin de semana en Cerler. Todos los factores negativos se unieron en contra de la prueba invernal. Escasez de nieve, solapamiento con otras pruebas, como la Causiat Extreme celebrada el 1 y 2 de febrero en Candanchú, y un nuevo formato de la prueba, no disputándose este año la carrera en línea.

Pese a todos los imponderables, el club oscense llevó a buen puerto la prueba de la Copa Aragonesa por su amplia experiencia. «Participaron casi un centenar de esquiadores. También tuvimos el hándicap que coincidió con la Pierra Menta en los Alpes y la Regil en Picos de Europa. Pese a todo vinieron grandes especialistas como Luis Alberto Hernando, Antonio Blanco, David Prades o Noel Burgos». Los tres primeros en la categoría masculina fueron Burgos, Blanco y Hernando y en mujeres las mejores fueron la incombustible Mónica Sáez, seguida de Paula Mata. «Salieron todos los esquiadores en grupo. Cerler cerró la pista del Molino y se lo pusimos fácil, puesto que simplificamos la prueba. La nieve estaba bien, aunque hacía excesivo calor. Con el buen tiempo está garantizado el éxito», indica.

José Masgrau, el presidente del club, explica que «este año no quisimos que la prueba fuera valedera para la Copa de España. Estábamos un poco cansados después de cuatro años y preferíamos reflexionar. La fecha que nos proponían no nos cuadraba, pero estamos contentos porque fue un buen fin de semana de montaña», afirma el presidente.

La Causiat Extreme de la Copa de España la desplazaron al primer fin de semana de febrero al no tener nieve Candanchú. «En esa fecha estaba puesta nuestra prueba. Nos tuvimos que aguantar. Nos enteramos sin que nos lo comunicaran en la Federación Española, a la que le falta cierta sensibilidad. Tuvimos la inteligencia de trasladar la cronoescalada a marzo y contamos con un alto grado de colaboración de Cerler», explica José Masgrau, que confiesa que «éramos conscientes que este año jugaríamos en Primera y no disputaríamos la Champions. Pero queríamos tener más tranquilidad este año y el Club Pirineos tampoco pujó por hacer una carrera de la Copa de España. No es lo mismo organizar una prueba de dos días que de uno, tener medio centenar de esquiadores a tener 200. Eso es mucho curro», indica.

El 14 de abril se disputará la última prueba en suelo aragonés en Candanchú. Será la Travesía Valle del Aragón y en ella se jugará el Campeonato de España por equipos. El día anterior se llevará a cabo una importante reunión entre los clubs y la Federación Española. «El objeto es preparar el año que viene y es la primera vez que se hace. Esperamos que la federación cuente con las territoriales y las organizaciones a la hora de confeccionar los calendarios. Manel Fontanet, el responsable de la Copa de España, se disculpó porque son conscientes de que pisaron una prueba autonómica», indica Eduardo Batista.

El día anterior a la cronoescalada se hicieron en el hotel Tres Picos de Benasque varios homenajes. «El Memorial del Recuerdo fue para los hermanos Javier y Gerardo Bielsa. Fueron los primeros que fundaron una compañía de guías en el valle de Benasque. Pertenecían a Montañeros de Barbastro y fueron guardas de los refugios de Estós y Ángel Orús. También tuvieron un albergue en Castejón de Sos», explica José Masgrau. El Trofeo Ángel Orús fue para Deportes Roca Roya de Cerler. «Son dos familias montañesas que montaron cuando se creó la estación de Cerler una oficina para alquilar material de esquí», cierra Masgrau.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla