+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Lucha por la liga

El Atlético da un golpe de mando ante el Getafe (2-0)

Un gol de Griezmann desequilibró un partido muy cerrado que Saúl sentenció 10 minutos después

 

Griezmann celebra el primer gol del Atlético ante el Getafe. - EFE

ALEJANDRO GARCÍA
26/01/2019

Jugar contra el Getafe es problemático para cualquier equipo, pero en un partido en el que sea determinante la intensidad y la efectividad, el Atlético sigue siendo el mejor. Los de Simeone aprovecharon cada ocasión que le concedió un rival que se deshizo en el intento de revitalizar un partido sentenciado en el primer tiempo.

Con Gelson ya en Mónaco, y a la espera dar la baja a Kalinic para dar la bienvenida a Morata, el Atlético fue el que más tuvo que asumir más dominio posicional, en un partido en el que nadie lo quería, entregado a la magia de Griezmann como único remedio para desequilibrar un duelo en el que las fuerzas, colocadas en idéntica disposición, se anularon con precisión magnética.

SENTENCIA EN 10 MINUTOS

El Getafe transitó por el partido sin sobresaltos, intenso en la presión y entregado a unas salidas a la contra cada vez más prometedoras, hasta que perdió el partido en 10 minutos.

Entre la inactividad ofensiva, sin ocasiones ni llegadas peligrosas, Thomas saltó una línea con un regate trastabillado y provocó una ventaja que Griezmann convirtió en gol con un disparo certero.

Con el marcador a favor, la comodidad cambió de bando y el Atlético anuló al Getafe. Thomas, de nuevo, encontró una falla a la espalda de Damián y el Atlético hizo el segundo en la segunda ocasión del partido, con Saúl llegando al área, lejos de la posición de lateral a la que estuvo relegado.

REACCIÓN ABORTADA

En el segundo tiempo, el Atlético no necesitó más que mantener la velocidad de crucero para dejar en agua de borrajas el intento de reacción del Getafe, que ganó presencia en campo rival pero no llegó a inquietar a Oblak.

Sin más jugadores de campo de la primera plantilla que los que estaban sobre el césped (Juanfran tuvo que sustituir a Godín tocado), Simeone activó el modo economizador. Bordalás, que no se había guardado nada pensando en la eliminatoria que tiene abierta en Copa, terminó de entregar la cuchara con los cambios y el Getafe entregó los puntos sin más oposición.

Con la entrada del canterano Mollejo, el Atlético terminó disfrutando, desmelenado en ataque y con la grada entusiasmada.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla