+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La batalla perfecta

Una gran segunda parte y la actuación estelar de Cristian y Álvaro premian a un Zaragoza superior al Oviedo

 

Los jugadores zaragocistas se abrazan a Cristian al terminar el partido. - JAIME GALINDO

Álvaro se tapa los oídos en la celebración de uno de los dos tantos que marcó anoche. - JAIME GALINDO

Jorge Oto Jorge Oto
26/01/2019

Más fotos

Real Zaragoza-Real Oviedo.

Ver galería completa

Real Zaragoza-Real Oviedo.

Ver galería completa

Real Zaragoza-Real Oviedo.

Ver galería completa

El fútbol suele premiar al valiente. La ambición acerca al triunfo y otorga poder. Ganar por decisión. Vencer por convicción. Ese es el Zaragoza de Víctor, un entrenador que concibe este deporte como la vida. Cuestión de mirar hacia adelante. Con firmeza y fe. Con arrojo y osadía. Jugar como se vive. Vivir como se juega. Ayer, el equipo aragonés derrotó al Oviedo porque fue más ambicioso que su rival. Porque, al contrario que no hace demasiado, no tuvo miedo. Porque fue valiente. Como su entrenador, que mandó a los suyos hacia arriba tras el descanso ordenando un 4-3-3 que destrozó la tela de araña de un Oviedo rocoso y serio. Por eso ganó el Zaragoza. Por narices.

Por eso y porque tiene un portero que gana partidos. Siempre lo ha tenido. Cristian volvió a salvar al equipo aragonés deteniendo un penalti con el marcador todavía empatado y compartiendo protagonismo con Álvaro, el delantero del Zaragoza, que, con su primer doblete como blanquillo, ató un triunfo tan justo como necesario. El segundo de Víctor en La Romareda. Más que en los cuatro meses anteriores.

Y eso que el del inicio fue un Zaragoza menos entusiasta. No tan encendido. Más desactivado. La razón estaba clara. El Oviedo se protegió en una telaraña que atrapaba y dejaba indefenso a cada intruso que se acercaba por sus inmediaciones. Los tres centrales dejaban a los aragoneses sin opción de combinar por el centro, su campo de maniobras preferido. Aunque bien pudo ser todo algo más sencillo si Delmás, antes de los cinco minutos, hubiese acertado a batir a Champagne tras un barullo en el área ovetense, pero el meta tapó bien y permtió a su equipo mantener el plan: tejer y aguardar.

A partir de la línea de tres cuartos, el Zaragoza echaba de menos esos extremos que no tiene para llegar a base de dos contra uno en banda y ataques más profundos. Esa tarea quedaba encomendaba para Lasure y Delmás, que aportaban lo que podían. Pero el Oviedo estaba cómodo. Incluso, Bárcenas asustó a Cristian con un remate que el meta repelió con acierto en el primer palo.

El cuadro de Víctor controlaba el balón pero no el partido. Hasta media docena de saques de esquina fue capaz de generar antes del ecuador del primer tiempo, pero ninguno de ellos llevó excesiva inquietud al marco asturiano. Sí lo hizo Mossa con un cabezazo a un par de metros de Cristian que el argentino desbarató con acierto.

El plan de Anquela seguía viento en popa. A través del orden y las líneas muy juntas, el Oviedo crecía ante un Zaragoza que no encontraba huecos. Solo Álvaro, una de las numerosas novedades en el once aragonés, se acercó al gol tras una buena combinación que el catalán estrelló en Champagne justo antes de que un nefasto Figueroa Vázquez marcase el camino a los vestuarios.

La reanudación mostró un Zaragoza más decidido y firme. Víctor convirtió el 4-2-3-1 en un 4-3-3 para abrir la nutrida defensa del rival, ensanchar el campo y despejar la mente. Y el partido pasó a ser de un Zaragoza que pudo marcar bien pronto, pero Papu mandó a la grada una contra franca iniciada por un robo del inconmensurable Zapater. El ejeano también la tuvo poco después en otro contragolpe propiciado por la mejor disposición de los blanquillos. La galopada de James habilitó a Álvaro, cuyo centro dejó Papu en la bota de Zapater, que también lanzó desviado. A esas alturas, el Zaragoza era el dueño absoluto del partido.

Cuando el Oviedo apenas daba señales de vida, una incursión de Bárcenas desde la izquierda fue interceptada por Eguaras, que cometió un absurdo penalti. Figueroa no dudó, pero sí lo hizo Alanis cuando Cristian comenzó su ritual, tan extraño como efectivo. El central cayó en la trampa y mandó el balón justo al lugar donde el argentino había señalado. Y La Romareda estalló.

La entrada de Soro elevó los decibelios, aunque la lesión de Lasure dio paso a un periodo de bajón justo cuando el partido entraba en su fase decisiva. Pombo eligió mal con qué pierna rematar un gran centro de Aguirre pero, cuando La Romareda ya se tiraba de los pelos ante la imprecisión de los suyos, llegó el gol. La fe, esa que tienen los valientes, llevó a Soro a pelear por un balón que acabó en Álvaro, al que justo antes Víctor había mandado de la izquierda al centro. El catalán encaró a Champagne y lo superó con precisión. El tanto, que el delantero dedicó a Marc Gual, premiaba a un Zaragoza que nunca volvería a sufrir. Álvaro volvió a intentarlo, pero Champagne evitó un gol que, sin embargo, llegaría al final con una obra de arte del Lobo al rematar de escorpión un córner. El broche dorado para un triunfo redondo. Para una batalla perfecta.

   
3 Comentarios
03

Por mañojcoloma 21:14 - 26.01.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Dark Angel pienso igual que tú los árbitros vienen con una consigna:" en un campo grande como la romareda pita en contra del Zaragoza así demuestras carácter para subir a pitar a primera". Es una vergüenza después de lo de Málaga me espero cualquier cosa. Otra cosa pido a Gol TV que el Sr. Jorge Matau no comenté más al Zaragoza, siempre con comentarios casposos y rencorosos contra el Zaragoza, ayer mismo el primer gol decía primero fuera de juego luego cuando vio que era un rechace del defensa dijo que era falta de Soro, madre mía señores directores de Gol TV no nos castiguen con este señor y ahorren un salario.

02

Por Dark Angel 17:08 - 26.01.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

¿Alguien me puede decir que tienen los árbitros españoles y la Federación Española contra el Zaragoza? ¿Vieron Vds. el arbitraje de ayer? ¿Cuantos van ya esta temporada? ¿Existe alguna consigna en los altos estamentos para que se impida el ascenso a primera división el Real Zaragoza? ¿Si no se trata igual que al resto de equipos españoles, significa ésto que para la Federación Española somos un equipo extranjero? Queremos saber.

01

Por Norman 9:31 - 26.01.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Pasarán los años y se seguirá recordando el segundo gol de Alvaro, por el gol en si mismo porque fue un toque mágico que si lo llega a meter Messi, Griezmann ó Vinicius lo veríamos hasta por hartarnos. Y que decir de Cristian, demostró lo importante que es tener un portero de verdad. Me encantó el pequeño Igbequeme, lo que peleó y los balones que robó y subió al ataque. Y Soro, este chico tiene un ángel especial, balón que toca, balón que provoca peligro, a través de un rechace, un pase mágico o un gol que provoca o mete él mismo. A ver si el partido de ayer significa un nuevo punto de partida. la afición nos lo merecemos.

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla