+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

RESOLUCIÓN DE COMPETICIÓN

Cuatro partidos a Diakhaby y Bruno por los incidentes en el Valencia-Getafe

Damián y Mata han sido castigados con dos encuentros por el altercado al final del encuentro

 

Altercado entre los jugadores del Valencia y del Getafe. - EL PERIÓDICO

EL PERIÓDICO
31/01/2019

La jueza de Competición de la Federación Española de Fútbol (RFEF) impuso cuatro partidos de sanción al jugador a Diakhaby, del Valencia, cuatro al del Getafe, Bruno González y dos a sus compañeros Jaime Mata y Damián Suárez por los incidentes al final del partido de vuelta de cuartos de final de la Copa del Rey.

La RFEF confirmó este jueves las decisiones de la jueza Carmen Pérez que también impuso un partido de suspensión al futbolista del Getafe Djene, por doble amonestación y consiguiente expulsión, y uno al preparador físico del Valencia, Ismael Fernández.

LAS CONSECUENCIAS

El Valencia se clasificó el martes para las semifinales de la Copa del Rey tras ganar por 3-1 y después de perder por 1-0 en el partido de ida, gracias a dos goles marcados en los siete minutos de prolongación del encuentro, cuando el Getafe jugaba con un hombre menos por expulsión de Dajkoman Djene.

El acta del árbitro Xavier Estrada Fernández recogió agresiones e insultos una vez acabado el partido que afectaron al jugador local Mouctar Diakhaby y a los visitantes Bruno González, Damián Suárez y Jaime Mata.

Diakhaby cumplirá la sanción tanto en la Liga como en la Copa, por lo que no puede jugar el sábado en el Camp Nou contra el Barça. Asimismo, Bruno también se ve afectado en ambas competiciones mientras que el castigo a Damián y Mata solo les afecta en la Copa; es decir, al estar eliminado el Getafe deberán cumplirla la próxima temporada. 

Destacamos

Galerías de fotos
   
1 Comentario
01

Por El Discreto 16:08 - 31.01.2019

Es una pena que de este bochornoso espectáculo que han brindado los jugadores y cuerpo técnico del Valencia y el Getafe se vayan de "rositas" los entrenadores, que han calentado el ambiente en los días previos y Rodrigo, por su gesto continuado provocando a los rivales al término del partido. Esto es fútbol, es un deporte y hay que preservar unos valores que aquí han saltado por los aires y la jueza de Competición pasa por alto. Muy mal.