+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA OPINIÓN DE ALFONSO HERNÁNDEZ

El cuento de los remeros

 

Víctor Fernández se lamenta en un partido del Real Zaragoza. - JAIME GALINDO

Alfonso Hernández Alfonso Hernández
18/04/2019

El Real Zaragoza ha llegado a los límites de su particular finisterre propulsado por las hélices de propietarios, director generales, directores deportivos, entrenadores y futbolistas que, durante más de una década, han formado parte de una tripulación en nada altruista. Que esa nave vaya a la deriva solo es responsabilidad de quienes, en algún momento, han pertenecido a la cadena de mando en la sala de máquinas, desvalijada por cuestiones de enriquecimiento personal, lucha de egos o mera ignorancia. La suma de esos factores han conducido a la entidad a una situación de pobreza extrema en los apartados económico y deportivo, hasta presentarse a las puertas de la tragedia que supondría descender a Segunda B.

Ahora toca "remar todos juntos" en la regata para evitarlo. "Hacer una piña". "Apoyar de forma incondicional porque en este barco estamos todos". "No apuntar a la autodestrucción". En esta atmósfera irrespirable, los SOS sinceros y los mensajes de preocupación conviven con un buen puñado de recados fariseos bajo la siempre recurrente etiqueta zaragocista. Todo en el fútbol actual se justifica en lo prosaico, pero cuando se intuye el incendio, las liras comienzan a sonar para reclamar la implicación emocional como un valor de mercado imprescindible para evitar la catástrofe. Fracasados el hermetismo y la soberbia, se pretende una implicación social a todos los niveles para esquivar, una vez más, el naufragio.

Y, cómo no, se hace una llamada a la sensibilidad de la afición, el gran patrimonio despreciado, para que esté junto a su equipo cuando ha sido, es y será la única verdad de esta monumental mentira. Entre el voluntariado también se reclama a los medios de comunicación como fuerza de paz en un territorio bélico que pertenece en exclusiva a quienes disparan a diario y desde dentro contra el Real Zaragoza. La hinchada, sin necesidad de que nadie le recuerde cuál es su papel, continuará junto al equipo, y la prensa (la mayor parte) seguirá intentado ser el espejo de la realidad frente a las madrastras de la cenicienta.

"Remar todos juntos" es solo una frase hecha, un demanda populista, injusta e irreal. La salvación del Real Zaragoza está en manos de la plantilla, de los jugadores y del entrenador. Nadie más va a ganar los partidos que se necesitan para certificar la permanencia, un viaje muy peligroso al fin de los días, un crucero organizado por profesionales malos de solemnidad. Sin duda, con las lanchas preparadas para huir y dejar al pasaje zaragocista en mitad de un océano de desolación. O, en el caso de no bajar,  dispuestos a reescribir en su desprestigiado cuaderno de bitácora que la próxima temporada es la del "¡Sí se puede!". Pero ese es el cuento de siempre.

Destacamos

Galerías de fotos
   
4 Comentarios
04

Por Don Minervo 10:16 - 18.04.2019

Ignoro la cantidad de millones que habrá desembolsado la fundación (10,11,12) pero lo que tengo claro es que este gran o pequeño desembolso (dependiendo de cual sea el objetivo) no se hace por amor a los colores únicamente, algo pasó que la cosa no salió como se esperaba y ahora el club es una carga muy molesta y costosa para la propiedad. Son ellos los únicos que lo pueden arreglar, por amor a los colores uno se saca el abono y va al campo a animar a su equipo.

03

Por Don Minervo 9:58 - 18.04.2019

Totalmente de acuerdo señor Hernández, es usted el único periodista de esta ciudad que yo conozca (igual hay alguno más)que se atreve a plasmar la realidad de este club. La fundación salvó al R. Zaragoza de su desaparición y muerte, pero lo ha dejado siempre enfermo, superada constantemente por los acontecimientos, escondida y silenciosa no hace más que meter la pata un año tras otro. Cual era el verdadero objetivo de la fundación, quizás algún día lo sabremos. No basta con ir pagando deuda poco a poco, así nos podemos tirar dos décadas más, pero ni come ni deja comer.

02

Por Sleif 21:16 - 17.04.2019

Felicidades por el articulo. No hay mucho mas que decir. El Zaragoza no creo que este preparado para lo que se avecina las proximas semanas, ojala me equivoque. No sabemos nada de nuestro Real Zaragoza, todo es un misterio, no hay dirección, no tenemos claro la venta y la propiedad, un presidente que no habla hace años, un director deportivo que asume todos los papeles, todo muy triste. Quizás sería mejor acabar con todo de una vez, no estoy seguro de nada , un misterio que no sabemos donde acabara.

01

Por sarolo 20:58 - 17.04.2019

Pues eso, todo rarisimo. Jamás me creeré que el club no se ha podido traspasar en el transcurso de SIETE AÑOS, cuando el Valladolid con 30 millones de deuda fue vendido y el Valencia debiendo NOVENTA también. Como dice el columnista : UNA GRAN MENTIRA.