+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ENTREVISTA

Ouviña: «Entiendo mi rol en España, estoy aquí para ayudar»

 

Cristina Ouviña atiende a la prensa en el Príncipe Felipe. - JAIME GALINDO

R. MARTÍ
22/06/2019

–Después de cuatro semanas de preparación tendrá muchas ganas de que comience el Europeo de Serbia y Letonia.

–La última semana es la más larga porque estás con las ganas de ir al Europeo. La verdad es que se está haciendo un poco larguito el tema.

–Este fin de semana disputan el último torneo antes del Eurobasket en Fuenlabrada.

–Nos enfrentamos ayer a Suecia y a Gran Bretaña mañana. A Suecia siempre nos ha costado un montón ganarles. Es un equipo muy físico con jugadoras muy rápidas. Es un bloque bastante nuevo y a Gran Bretaña ya le ganamos la semana pasada en el Torneo de Bélgica.

–Hace pocos días disputó el Torneo de Zaragoza. ¿Qué balance hace de su actuación en su propia casa?

–El Torneo de Burgos, que fue previo a Zaragoza, resultó extraño. Veníamos de tener una semana de mucha carga de entrenamientos y el cuerpo y la mente no te responden igual. En Zaragoza fui con más tensión y más nervios, porque sabes que hay mucha gente pendiente de ti. Pero seguía siendo un entrenamiento. Lucas Mondelo ya me lo dijo y había que probar cosas.

–Hizo un buen partido contra Rusia y apenas jugó con Bélgica.

–Como somos tres bases, en el primer encuentro descansó Laia Palau y en el segundo en principio iba a ser yo. Pero al final estaba en Zaragoza y el publico gritaba que me sacase Mondelo. Al final Lucas se vio en la tesitura de meterme en el partido.

–Después disputaron el Torneo de Wevelgem.

–Fue otra prueba. Sí es cierto que juegas en España y eso te quita la sensación de que hay que hacerlo superbien ante tu afición. Al final nos hemos dado cuenta que todos los equipos han ganado y han perdido en diferentes países jugando diferentes torneos. Se dice que va a ser el Europeo más igualado de los últimos años y es verdad. Los pequeños detalles son los que marcarán la diferencia.

–¿Qué país puede llegar en mejor forma para luchar por el título?

–Bélgica, Rusia e Italia están muy bien. Todos los equipos están a tope. Va a ser un Europeo con muchas sorpresas y que va a estar muy competitivo.

–¿Para el equipo español llegar como las vigentes campeonas de Europa es una presión añadida?

–Lo que vamos a tener la sensación es que todo el mundo tendrá más ganas de derrotarnos. Es un extra ganar a España. Pero nosotras no tenemos ninguna presión. El único objetivo que tenemos es estar entre las seis primeras para tener la plaza asegurada para los Juegos de Tokio. Si se consigue medalla, será un extra.

–¿De qué manera han preparado la ausencia de Alba Torrens, la gran estrella del equipo español de básquet?

–Eso no se prepara. No está y no está. Aquí las que estamos, estamos para ayudar a todas. Su baja es importante, pero todas estamos capacitadas para suplir la baja de la balear.

–¿Con 28 años llega en el mejor momento de su trayectoria deportiva al Eurobasket?

–Estoy tranquila. Ahora entiendo más mi rol en este equipo. Domínguez y Palau son la primera y la segunda base y yo estoy para ayudar y si en algún momento me necesitan. Pero no tengo un rol súper determinante en la selección.

–Tiene la ventaja de que además de base se adapta al puesto de escolta.

–Lucas Mondelo me llama el combo 2-1 porque en principio voy a estar para el dos, pero si me necesita estaré al uno.

–¿Ha habido alguna jugadora que le haya sorprendido en la fase de preparación?

–No ha habido ninguna sorpresa, aunque llevo varios años sin ver a María Pina y Vilaró y me he dado cuenta de que hay muchas jugadoras que no están en esta órbita, pero podrían estar.

–En la primera fase juegan con Ucrania, Gran Bretaña y Letonia.

–Esta fase de grupos es clave para intentar ser primeras e ir directamente a cuartos. Pero partido a partido.

–Su gran objetivo será disputar sus primeros Juegos.

–Como deportista de élite todo el mundo quiere disputar unos Juegos. Pero hay que estar con los pies en el suelo, este Europeo es muy complicado y el primer objetivo es buscar una de las seis plazas que llevan a Tokio.

–El año que viene deja el Bourges por el Praga.

–Es un equipo que se ha clasificado tercero de su Liga y compiten para estar en lo más alto. Praga es una ciudad que me llama mucho la atención. Valoré lo deportivo y lo personal y es el mejor destino posible.

–¿Se le hace duro estar tantos años fuera de España?

–Hubo un tiempo que entré en una zona de confort porque estaba a gusto en mis cuatro años en Polonia. Pero una vez salí a Rusia y después en Bourges se me está haciendo cada vez más duro. Mis años de estar en el extranjero están acabando. Si todo va bien en Tokio, mi idea es volver a España. Aunque no sé donde.

–¿Sería un buen momento volver a España tras los Juegos?

–Al estar tantos años fuera, no me entero mucho. La gente dice que las condiciones han mejorado mucho en España. Hubo unos años que era una vergüenza con equipos a los que no pagaban como el Huelva y eso no se podía permitir. Hay proyectos que tiran para arriba como Gernika y Valencia, no solo Girona y Salamanca. Si hay dinero, las jugadoras buenas vendrán.

–¿Se ve jugando en Zaragoza después de los Juegos Olímpicos de Tokio?

–A día de hoy me gustaría seguir jugando una doble competición. Ya no digo la Euroliga. Podría ser la Eurocup y Zaragoza no está en esa dinámica. Pero si ellos se plantearan disputar una doble competición, yo estaría encantada de volver a mi tierra. Realmente es lo que quiero. Aún así, están haciendo un trabajo muy bonito en el Filter con Fabián Téllez. Me imagino que con los años irán creciendo poco a poco.