+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CASADEMONT ZARAGOZA

Jornada para la reacción

El Casademont recibe al UCAM Murcia con la necesidad de mejorar sus sensaciones y ganar

 

Luka Rupnik, durante el reconocimiento médico. - TWITTER CASADEMONT ZARAGOZA

RAQUEL MACHÍN
17/10/2020

"Todos debemos dar un paso adelante», ha dicho esta semana el Casademont Zaragoza por medio de su director técnico, Pep Cargol. El equipo no ha empezado bien no solo por los resultados (1-4 en cinco jornadas) sino por las malas sensaciones que ha dejado en la pista. Es momento de transformar las palabras en hechos y de que el equipo, jugadores y cuerpo técnico, demuestren que todo ha sido producto de los habituales desajustes de un comienzo aderezados con los problemas sobrevenidos de lesiones. Para eso tendrán no solo que ganar al UCAM Murcia (17.00 horas) sino, sobre todo, dejar unas sensaciones mucho mejores, y más tranquilizadoras, que las que han ofrecido hasta ahora, ciertamente alarmantes.

Diego Ocampo ha tenido una semana para preparar el partido, para recomponer lo que se haya roto por el camino, para incidir en lo mejorable. También la plantilla ha tenido ese tiempo, primero para desconectar de ese inicio frenético y que se le estaba atragantando cada día más y segundo, para ponerse las pilas en la pista y demostrar todas las ganas, actitud y trabajo que les atribuyó Pep Cargol sobre la pista.

Claro que tranquila, tranquila, no ha sido la semana. Ocampo estuvo en entredicho dentro del club, pero se impuso la calma y la mesura. Tampoco ha sido tranquila en los despachos con la búsqueda de un nuevo jugador que recomponga de alguna manera una plantilla castigada por las bajas. Esas pesquisas han dado al fin resultado y ya está en Zaragoza Luka Rupnik, base esloveno con pasado en el Fuenlabrada, aunque habrá que ver si puede jugar hoy. Quienes no estarán en la pista son las ya consabidas bajas: Justiz, Krejci y Sulaimon.

Al margen de la necesidad perentoria de un base, ya resuelta, es también urgente que la mayoría de jugadores mejoren sus prestaciones, para que lo hagan así también las del grupo. El Casademont necesita los puntos de sus exteriores, su principal arma ofensiva, y necesita que Thompson se calme y se olvide de las faltas. Sobre todo, precisa que el grupo mejore su intensidad y concentración defensivas, porque en tres de los ocho partidos disputados ha encajado en torno a la centena de puntos, algo muy difícil de contrarrestar.

Enfrente le espera el Murcia de Sito Alonso, que repite una temporada más en el banquillo, que empezó con algunas dudas pero que se ha consolidado con sus dos últimas victorias, en la Liga, frente al Baskonia y el Betis. Es un equipo bastante cambiado con respecto al curso pasado, puesto que solo continúan Rafa Luz, Marques Townes, Sadiel Rojas, Rinalds Malmanis y Emanuel Cate. Ya no pertenecen al club Nikola Radicevic, Askia Booker, Jarell Eddie (Fenerbahce), Giannoulis Larentzakis (Olympiacos), Edu Duran (Tau Castelló), Dusan Sakota, Delroy James, Kyle Hunt (San-en-Neophoenix), Kevin Tumba (Kolossos) y Manu Lecomte, que acaba de fichar por el Frankfurt.

OCHO NOVEDADES / De entre las novedades hay un par de regresos, uno de ellos especial esta tarde. Nemanja Radovic regresa al Príncipe Felipe después de dos temporadas en Zaragoza, a las que puso fin para volver a Murcia. La ausencia de público le privará de la muestra de cariño de la afición zaragozana. También ha retornado al equipo universitario Augusto Lima desde el San Pablo Burgos. Además, el club se ha reforzado con DJ Strawberry (Orléans), Frankamp (Rethymno BC), que está promediando 20 puntos por partido, Peter Jok (Cholet), David DiLeo (Central Michigan Chippewas University), Alex Antetokounmpo (Dominican High School, Cantera-primer equipo) y Jordan Davis (Hapoel Tel Aviv). Sito Alonso podrá contar, en principio, con todos sus jugadores, si bien advirtió en la previa de que alguno llega con molestias.

RUPNIK PASA EL RECONOCIMIENTO MÉDICO / Luka Rupnik fue anunciado como jugador del Casademont el viernes por la mañana, aterrizó en Zaragoza por la noche y en la mañana de ayer se sometió a las diferentes pruebas médicas en el Hospital Miraflores. Así que el base estará hoy en el Príncipe Felipe pero está por ver si podrá ayudar ya al equipo, teniendo en cuenta además que no ha tenido tiempo de trabajar con sus nuevos compañeros. El base acaba de llegar de la República Checa tras rescindir su contrato con el Nymburk.

La presencia de un nuevo base se hacía necesaria para el Casademont tras las lesiones, primero de Vit Krejci, que no volverá a jugar esta temporada, y luego de Sulaimon, que puede estar fuera del equipo en torno a dos meses. El conjunto zaragozano necesitaba un acompañante para San Miguel y el elegido finamente ha sido el esloveno Rupnik, que conoce la competición después de tres temporadas en el Fuenlabrada y que llevaba un curso fuera de la ACB tras un año en Bélgica y este breve paso por Chequia.

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla