+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Tecnyconta Zaragoza

El MVP que odia perder

Dragovic es el noveno jugador de la historia del club que se corona como el mejor de la jornada

 

Nikola Dragovic pelea un balón con Goran Suton durante el partido del domingo contra el Estudiantes. - JAVIER BELVER

RAQUEL MACHÍN rmachin@aragon.elperiodico,com ZARAGOZA
09/01/2018

Una de las preguntas habituales que suenan la primera vez que un jugador se expone a los medios cuando llega a un equipo es cómo se define dentro de la pista. Nikola Dragovic fue claro y explícito: «Odio perder». El ala-pívot puso la competitividad, el deseo de ganar siempre, por encima de cualquier otra cualidad. Y no puede decirse que mintiera, ni siquiera que exagerara, porque en las últimas fechas es ese gen guerrero que poseen de serie los balcánicos el que le está llevando a ser cada día más importante y más destacado en el Tecnyconta. La máxima expresión ha sido el MVP de esta semana, conseguido con 33 puntos de valoración fruto de 18 puntos, 16 rebotes, 5 asistencias, 3 tapones y 6 faltas recibidas.

Durante el partido se le vio cada vez más a gusto y poderoso, celebrando tapones y rebotes alzando los brazos y luciendo músculo. No fue para menos, es una de las razones por las que el Tecnyconta ganó al Estudiantes y así lo reconoció después Jota Cuspinera. El técnico destacó su trabajo, sus 16 rebotes, dándoles más valor porque «su esfuerzo con una rodilla tocada ha sido descomunal». Dragovic jugó 45 minutos de los 50 que necestió el partido para resolverse, fue el que más estuvo en la pista con diferencia, y desde el descanso solo se sentó ocho segundos. Su influencia en el juego se notó desde el primer minuto, salió absolutamente centrado y dispuesto a hacer todo lo posible por ganar. Se vació en la pista, dejó lo mejor de sí mismo y se convirtió en el mejor del equipo, con permiso de Barreiro, y de la jornada.

TOPE DEL CLUB / El del domingo fue su mejor encuentro con el Tecnyconta, sus mejores números en la que está siendo, a sus 30 años, su temporada de debut en la Liga Endesa. Pero su progresión se está viendo las últimas semanas y su trabajo también asoma en algunos apartados estadísticos. Sobre todo en los rebotes. Dragovic es el tercer máximo reboteador de la competición con una media de 6,40 por partido. Le superan Norel (8) y Dubljevic (7), pero no hay quien le gane en capturas defensivas. En ese apartado es el rey de la ACB con 5,13 de media, por encima de Dubljevic (4,69) y Norel (4,60), que también le acompañan en el podio.

Los 16 rebotes del domingo suponen la mejor cifra de esta campaña, que hasta ahora eran los 15 de Walter Tavares y Marcos Delía en las jornadas 9 y 3 respectivamente. Además, le convierten en el máximo reboteador en un partido en la historia del Tecnyconta en la ACB, superando a Rubén Garcés, Loren Woods y Rafa Hettsheimeir, que habían logrado 15. Sus números tampoco son muy habituales en la Liga Endesa. Esos 18 puntos, 16 rebotes y 5 asistencias son la tercera mejor marca de la competición en el siglo XXI. En 17 años únicamente han firmado estadísticas mejores Luis Scola (33+17+5 en el 2004) y Dejan Tomasevic (23+16+5 en el 2003).

Que aparezcan los interiores, que Dragovic sume tantos rebotes, es bueno para el Tecnyconta por sí mismo y porque el estilo que quiere Jota Cuspinera se ve favorecido si el equipo puede recuperar balones y salir corriendo. Es lo que está haciendo el serbio, que en las últimas campañas está intentando mejorar esos detalles para dejar de ser solo un tirador –desde luego, no está destacando por eso– y convertirse en un jugador más completo y útil en muchas más facetas del juego. Lo está consiguiendo en algunas de ellas, puesto que sus medias en rebotes y tapones ha mejorado con respecto a sus últimas temporadas en Francia e Italia.

Su mejor partido llegó cuando más lo necesitaba el Tecnyconta. Su actitud, y la de todo el equipo, fue al fin el fiel reflejo de lo que requería la situación del conjunto aragonés, que no tenía otra salida que ganar de nuevo después de seis derrotas seguidas. «Fue un partido muy difícil, pero estoy contento de que por fin hemos vuelto a ganar», explicó el jugador al término de la jornada.

Dragovic toma así el relevo de Gary Neal como jugador del Tecnyconta que logra el MVP de la jornada. El estadounidense lo consiguió en la jornada 8 y, posteriormente, fue también el mejor de noviembre. El serbio es el noveno jugador diferente que lo obtiene en la historia del club en la ACB después de Paolo Quinteros (2), David Barlow, Rafa Hettsheimeir (2), Bracey Wright, Henk Norel, Tomás Bellas y Stevan Jelovac. Desde la 11-12 no había dos jugadores del equipo aragonés que lo lograban el mismo curso. El máximo fueron tres en la campaña 2010-11.

Destacamos

Galerías de fotos
  • ALMERÍA-REAL ZARAGOZA

  • PARTIDO EBRO-HERCULES

  • I CARRERA DE LA GUARDIA CIVIL